Archivo de Público
Viernes, 23 de Noviembre de 2007

Schuster muestra ahora una cara más teledirigida

El Real Madrid controla la imgen de su entrenador

HUGO JIMÉNEZ ·23/11/2007 - 21:56h

El Real Madrid ha puesto freno a las salidas de tono de Schuster. Después de que hace pocas fechas fuese el propio presidente, Ramón Calderón, quién solicitase sin éxito a su entrenador un comportamiento más sosegado con la prensa, el Real Madrid ha cambiado de estrategia para proteger la imagen pública de su técnico.

Dentro del club hay una vertiente de opinión que asegura que los periodistas, conocedores del carácter especial del técnico, siempre "hacen preguntas orientadas para intentar sacar de sí a Schuster". Esta misma fuente confirmó ayer a Público que "el Real Madrid considera desmedidas las muchas críticas que ha recibido el entrenador", en proporción a los buenos resultados cosechados hasta la fecha.

Ni se inmuta con las preguntas

Ayer en su comparecencia se vio a un Schuster esquivo. Encajó todas las preguntas pero no las respondió como él acostumbra. Ni siquiera cuando se le preguntó por los problemas del Barcelona o por los códigos internos del vestuario, el técnico modificó su rictus. La única vez que el alemán se iba animando a ser él, el director de comunicación del club, sentado a su lado en la sala de prensa de Valdebebas, le llevó por la buena senda con elegancia, a base de sutiles miradas que aplacaron las ansias de respuesta de su técnico.

Habrá que ver si con el paso de la temporada se irá viendo un técnico tan comedido, o por el contrario volverá el Schuster que todos conocen. El técnico de los constantes deslices verbales.

Como las acusaciones del entrenador blanco hacia el colegiado catalán Álvarez Izquierdo tras haber caído ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán (2-0), algo ha cambiado en la relación de Schuster con los medios. "¿De dónde viene el árbitro? ¿Es catalán? No hay más que decir", indicó indignado el entrenador del Real Madrid, motivando con sus palabras cierto recelo en la directiva del club madrileño.

Tras un prometedor comienzo de campaña, desde la zona noble del Bernabéu se intenta que estas salidas de tono del alemán no disipen la buena racha del equipo. En las últimas comparecencias públicas se ha intensificado el proteccionismo. El discurso de Schuster parece teledirigido.

Noticias Relacionadas