Archivo de Público
Viernes, 23 de Noviembre de 2007

Detenidos en Sevilla dos estudiantes de 15 años que filmaron en móvil la agresión a otra menor

La obligaron bajo amenaza a realizar una felación, lo grabaron en móvil y se dedicaron a difundir su hazaña en el instituto donde estudian.

PÚBLICO ·23/11/2007 - 18:29h

La obligaron bajo amenaza a realizar una felación, lo grabaron en móvil y se dedicaron a difundir su hazaña en el instituto donde estudian.  Eso es lo que hicieron dos adolescentes sevillanos de 15 años a quienes la Policía detuvo días atrás por un delito de agresión sexual y contra la intimidad de una compañera de 14 años. Tras prestar declaración ante el juez, los dos menores quedaron en libertad con cargos bajo tutela de sus padres.

Los dos adolescentes son alumnos del instituto Miguel Servet de Sevilla, situado en Sevilla Este, un populoso y extenso barrio de clase media.  Ambos se repartieron la tarea: mientras uno forzaba a la estudiante a hacerle una felación, el otro captó la escena con el móvil.

Y fue la difusión del vídeo entre los alumnos del instituto lo que los delató. Porque aunque los hechos ocurrieron en julio, la víctima no denunció. Fueron los profesores del centro los que, alertados por algunos estudiantes y por el creciente rumor de que el vídeo existía, avisaron a los padres de la menor, que de inmediato acudieron a la justicia.  La denuncia se interpuso a primeros de noviembre.

Sólo cuando los padres de la chica entraon en acción, la víctima les contó lo sucedido. La Policía inició de inmediato diligencias.

Y la primera gestión policial fue citar a la menor para tomarle declaración sobre lo ocurrido. Y citar, también a todos aquellos testigos que pudieran aportar cualquier dato de interés o proporcionar una copia de la grabación realizada por los supuestos agresores.

El vídeo,  prueba de cargo

Una vez que se constató la existencia de esa grabación y teniendo la declaración de lo ocurrido por la propia víctima, la Policía centró las investigaciones en la identificación plena de los presuntos autores, quienes posteriormente fueron citados en dependencias policiales, acompañados de sus padres y en presencia de sus abogados.

En ese momento, los agentes los detuvieron, informándoles de su responsabilidad como presuntos autores de un delito de agresión sexual y contra la intimidad.  Los implicados, que carecían de antecedentes policiales, entregaron voluntariamente el teléfono móvil con el que supuestamente grabaron las imágenes y, tras prestar declaración, fueron puestos en libertad con cargos.

Ayer, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía precisó que la agresión sexual a la menor se produjo fuera del recinto escolar.