Archivo de Público
Lunes, 16 de Febrero de 2009

China toma medidas contra falsos expertos médicos en televisión

Reuters ·16/02/2009 - 17:55h

China ha prohibido a actores y a otro "personal no acreditado" interpretar a expertos en medicina en publicidad de medicamentos después de que una redada por Internet revelara varios expertos falsos, informó medios estatales.

A finales del mes pasado, un usuario de Internet dejó al descubierto a 12 falsos expertos que vendían medicinas bajo diferentes nombres y apariencias en cadenas de televisión en la provincia oriental de Shandong, provocando la indignación en la Red.

El organismo que vela por el cumplimiento de las leyes comerciales en China, la Administración Estatal para la Industria y el Comercio (SAIC, por sus siglas en inglés) prometió sanciones después de que hospitales locales y universidades se apresuraran a negar cualquier afiliación de los "expertos", según medios locales.

El personal no acreditado será excluido de publicidades de ese tipo y de otros programas de salud emitidos en televisión, dijo la agencia de noticias Xinhua, citando un comunicado conjunto de la SAIC, el Ministerio de Sanidad, el regulador de medios y otros dos organismos de control de calidad de medicamentos.

Los anunciantes y las compañías también podrían ver sus licencias revocadas y la "suspensión temporal de las ventas de sus productos médicos", dijo Xinhua citando el comunicado.

La Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión, el organismo chino que controla las emisiones, lleva años intentando regular la industria publicitaria, imponiendo periódicamente prohibiciones a los anuncios de compañías locales cuyos medicamentos y productos de salud no cumplen las normas.

Pero los escándalos de medicamentos falsos y calidad de alimentos continúan afectando al país, a pesar de las promesas de los organismos reguladores de ponerse firmes.

A principios de este mes, la policía china arrestó a cinco personas vinculadas a un falso remedio contra la diabetes relacionado con la muerte de por lo menos dos personas y de la adquisición de varios miles en diferentes provincias.

El escándalo ocurrió semanas después de que China sentenciara a muerte a dos hombres por su papel en la fabricación y venta de leche contaminada con melamina, un compuesto industrial. Almenos seis niños murieron y cerca de 300.000 enfermaron después de beber productos lácteos tóxicos el año pasado.