Archivo de Público
Lunes, 16 de Febrero de 2009

Santander Real Estate declara no tener liquidez

Reuters ·16/02/2009 - 17:21h

El mayor fondo de inversión inmobiliaria del país, con un patrimonio a finales de enero de 3.265 millones de euros- Santander Real Estate - anunció el lunes que carece de liquidez para afrontar el pago de los reembolsos solicitados por los partícipes y dijo que va a vender activos y a suspender cautelarmente los reembolsos.

La noticia, que se produce en un momento de problemas de liquidez y aversión a cualquier negocio que suene a inmuebles, puso de manifiesto las dificultades del pequeño segmento de fondos inmobiliarios en España que, según datos de la patronal, gestiona 7.254 millones de euros.

"Se puede producir el efecto 'bola de nieve', es una de las consecuencias de cuando empiezas a oír que el mayor (fondo) va mal", dijo un gestor de carteras de Renta 4.

que según datos a diciembre contaba con 51.382 partícipes - explicó que ha recibido solicitudes de reembolso de 2.617 millones de euros, equivalentes al 80 por ciento del patrimonio.

"El fondo carece actualmente de la liquidez necesaria para afrontar el íntegro pago del citado importe", dijo la gestora.

A diferencia de los fondos de inversión mobiliaria, que normalmente proporcionan liquidez diaria, los fondos inmobiliarios sólo la facilitan en determinadas ocasiones mediante el procedimiento de "ventana de liquidez" durante un número determinado de días.

"El problema al que ahora se enfrentan algunos fondos inmobiliarios recuerda la situación que han estado viviendo algunos hedge funds desde hace un año", explicó Juan Ignacio Crespo, gestor de medios de Thomson Reuters. "Al tener peticiones de reembolso muy superiores a la liquidez de que disponen, y al haber enajenado ya las posiciones más liquidas de su cartera, han tenido que preparar un 'calendario de pagos' que irá acompasado con la liquidación más o menos ordenada de esos activos para evitar una liquidación por remate".

Santander, que en los últimos meses se ha visto salpicado por los escándalos de Lehman y del financiero Bernard Madoff, ha optado por la suspensión temporal en los reembolsos en una operación que, según analistas, no tiene ningún efecto sobre sus cuentas, pero que puede dañar a su imagen.

"Para el Santander es sobre todo un daño de imagen que se inscribe dentro de la actual crisis financiera", dijo un analista del sector que no quiso ser citado.

"No debería afectar al banco directamente porque los fondos de inversión computan como recursos fuera de balance", explicó Nuria Alvárez, analista del sector bancario de Renta 4.

BBVA SE QUEDA CON EL FONDO

BBVA, segundo en el corto ránking de nueve fondos inmobiliarios en España con un patrimonio gestionado de 1.571 millones de euros, también tuvo que hacer frente a reembolsos masivos, pero optó por asumir el pago a cambio de quedarse prácticamente con la totalidad del fondo y no verse obligado a vender los activos en un momento de mercado muy adverso.

Según datos de los anexos del informe de gestión del banco en 2008, el segundo mayor banco español invirtió en 2008 casi 1.533 millones de euros para hacerse con un 95,654 por ciento del fondo BBVA Propiedad.

El pasado 12 de diciembre, el regulador autorizó excepcionalmente a BBVA Propiedad a modificar la liquidez del fondo pasando de una ocasión cada dos años desde las cuatro veces al año que existían hasta entonces.

SUSPENSIÓN DE REEMBOLSOS

Santander suspenderá el reembolso de participaciones durante dos años desde el 28 de febrero próximo al tiempo que va a iniciar la venta de activos para obtener fondos.

Un 67 por ciento del patrimonio del fondo está invertido en viviendas y un 18 por ciento en oficinas. Bajo la propuesta del fondo, los partícipes podrán solicitar reembolsos hasta el 27 de febrero bajo determinadas condiciones.

una el 9 de marzo y otra el 5 de mayo-, equivalentes al cinco por ciento del patrimonio.

equivalente al 5 por ciento del patrimonio - suscribirá participaciones en la cuantía necesaria para aportar liquidez hasta el mencionado límite.

Teniendo en cuenta la inversión actual del banco y la eventual suscripción de participaciones, la entidad podría controlar un nueve por ciento de participación en el fondo.