Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Francotiradoras de la canción

Vuelven Joni Mitchell y PJ Harvey, dos artistas que han hecho carrera alejadas del ruido del mercado

Jesús Miguel Marcos ·26/09/2007 - 16:46h

La cantante británica PJ Harvey publica 'White Chalk'. Archivo

El ser o no ser de la carrera de un artista está, entre otras cosas, en la fidelidad a sí mismo. El que no se traiciona se equivocará, pero a continuación aspirará a metas más altas. La aguda perspectiva que da el paso de los años obliga a reconsiderar los errores y a encajarlos en el crecimiento de la vida artística del compositor.

Canadiense y británica, Joni Mitchell y PJ Harvey pertenecen a ese reducido elenco de artistas que avanzan por los caminos que ilumina su instinto, sin preocuparse por el ruido del exterior, siempre presente. Sus biografías están separadas por dos décadas y un océano, podrían ser madre e hija -biológica, ¿también artística?-, pero en ese empeño por ser ellas mismas acaban ascendiendo por la savia de un mismo árbol.

Las dos publican disco esta semana y las dos parecen estar ante un nuevo inicio. La canadiense regresa con Shine tras diez años sin canciones nuevas y una amenaza de retirada. La británica, tres años después de lanzar el rabioso Uh Huh Her, publica ahora White Chalk, documento en crudo de un trance de transfiguración sorprendente pero henchido de coherencia.

Cambio de registro

Harvey suele decir que al empezar a escribir un disco su primera intención es hacer lo contrario que en el anterior. No es palabrería. Tras su incendiario inicio de carrera en plena eclosión del grunge, fenómeno que la ayudó a hacerse oír pero con el que no compartía ninguna vinculación, en Is This Desire? (1998) probó las mieles de la electrónica y las costuras sintéticas.

Con Uh Huh Her (2004), un regreso a lo inmediato, al "hazlo tú mismo" de sus inicios, las vueltas de tuerca se le estaban terminando. Por eso se ha tomado tres años y medio para ejecutar, cual patinadora artística en la final de la Olimpiada, la gran pirueta de su carrera.

Las guitarras eléctricas desaparecen y el piano pasa al primer plano; su antaño poderosa y combativa voz, que la convirtió en la más digna sucesora de Patti Smith, se volatiliza y levita en un dulce y agudo hilo que encuentra el eco en la radical delicadeza de Lisa Germano o la fastuosa elegancia de Kate Bush.

Los 33 tensos y arriesgados minutos de White Chalk tienen mucho de catarsis, de renacimiento. Estas 11 canciones conforman una jugada maestra, un excepcional golpe de genio que no sólo sitúa el disco entre lo mejor de su carrera -y de este año-, sino que abre horizonte a una trayectoria amenazada de repetición.

El quiebro al oyente, la fórmula de lo inesperado, es también una constante en la carrera de Joni Mitchell. Nunca se conformó con la canción al uso y de ahí su profunda zambullida en el mundo del jazz.

Shine es un álbum adulto, fruto de la estabilidad o de la búsqueda de ella. Rico en arreglos e instrumentalmente inmaculado, en las letras transmite pensamiento, compromiso y vivencia personal. Según ha confesado, "gran parte del álbum habla sobre mi crecimiento, de cómo desarrollar mi sistema de valores. Me gustaría ser como la Hana de mi canción: con disciplina, con pensamientos elevados". 

PERFIL | PJ HARVEY 

UNA NIÑA PRECOZ
Hija de un escultor, Polly Jean (nacida en 1969) se inició en la música de pequeña escuchando a Robert Johnson, John Lee Hooker y Captain Beefheart.
ARTE EN LAS VENAS
Su madre, también artista, le animó a cursar estudios de escultura en la escuela de arte de su ciudad natal, Yeovil.
UN DEBUT SONADO
Tras publicar el vibrante ‘Dry' en 1992, fue nombrada mejor debutante femenina por la revista ‘Rolling Stone'.
ROMANCE DE ALTURA
Harvey mantuvo un breve romance con el cantante Nick Cave, con el que comparte una fuerte vinculación estilística.
ÉXITO EN DISCO...
Recibió el prestigioso Mercury Prize en 2001 por ‘Stories from the city, stories from the sea'.
...Y EN DIRECTO
Su actuación en el Festival de Benicàssim de 2001 se recuerda como una de las más intensas de la historia del evento.  

PERFIL | JONI MITCHELL 

PIANISTA A LOS SIETE
Nacida en Canadá en 1943, a los siete años comenzó a tocar el piano y poco después empezaría con la guitarra y el ukelele.
APELLIDO PRESTADO
La cantante cambió su apellido, Anderson, por el del cantante Chuck Mitchell, con el que vivió un breve matrimonio en 1965.
LA SENDA DE DYLAN
Como Bob Dylan, Joni Mitchell se mudó a Nueva York para lanzar su carrera. En 1967 se instaló en el barrio de Chelsea, el de los artistas.
‘BLUE', UN CLÁSICO
En 1971 publica ‘Blue', habitual de las listas de mejores discos del siglo XX. Sus letras se hacen aún más profundas y confesionales.
INCURSIÓN EN EL JAZZ
En la segunda mitad de los 70 grabó varios discos de jazz experimental. En 1979 publicó su álbum junto a Charles Mingus.
DEJÓ LA MÚSICA
Agotada de la voracidad de la industria discográfica, hace unos años anunció su retirada del mundo de la música para dedicarse a la pintura.
DISCO HOMENAJE
Björk, Caetano Veloso o Sufjan Stevens participaron este año
en un disco homenaje a la artista: ‘A Tribute to Joni Mitchell'.