Archivo de Público
Lunes, 16 de Febrero de 2009

Mueren 21 inmigrantes al volcar su patera en Lanzarote

Reuters ·16/02/2009 - 16:12h

El naufragio de una patera el domingo en aguas de Lanzarote ha dejado al menos 21 muertos, muchos de ellos menores, según confirmó un portavoz de Emergencias de Canarias.

Los equipos de salvamento habían recuperado hoy 14 cuerpos sin vida durante la mañana, que se sumaron a otros cinco rescatados anoche. Otros dos cadáveres habían sido avistados a mediodía pero el oleaje y el viento estaban obstaculizando su recuperación.

Seis personas sobrevivieron al hundimiento de la patera a unos 20 metros de la playa de los Cocoteros, en el municipio de Teguise, en torno a las siete de la tarde de ayer.

Al vocar la patera tan cerca de la costa, unos bañistas y surfistas acudieron en los primeros momentos al rescate de los náufragos antes de que llegaran las lanchas de Salvamento Marítimo.

Tras recuperar en las horas posteriores al hundimiento cinco cadáveres, hoy por la mañana los equipos han rescatado al grueso de los fallecidos, al parecer la mayoría de origen magrebí, y entre los que habría bastantes menores.

La fuente dijo que creían que en la embarcación viajaba unas 28 personas y que no se descartaba que alguno hubiera huido a pie.

El Gobierno canario ha criticado que la patera llegara a las costas "sin ser detectada" y ha pedido un encuentro con el Ejecutivo central para evaluar la situación tras esta nueva tragedia protagonizada por inmigrantes. Durante el fin de semana han llegado a salvo a las costas canarias de Tenerife dos cayucos con 145 personas a bordo, entre ellos una veintena de posibles menores, añadió.

Miles de inmigrantes africanos arriesgan sus vidas cada año intentando alcanzar las costas españolas a bordo de endebles embarcaciones, y muchos perecen en el intento de lograr una vida mejor.

En 2008, un total de 9.181 personas llegaron a las Islas Canarias en pateras, mientras que 4.243 lo hicieron hasta la península y las Islas Baleares, según datos proporcionados en enero por el Ministerio del Interior.