Archivo de Público
Lunes, 16 de Febrero de 2009

Estudio detecta genes relacionados con la presión arterial alta

Reuters ·16/02/2009 - 13:28h

Por Will Dunham

Dos genes que ayudan al cuerpo a deshacerse del exceso de sodio serían causas importantes de la presión arterial elevada, o hipertensión, indicaron científicos de Estados Unidos.

El equipo halló que las personas con dos variantes particulares de los genes corrían más riesgo de hipertensión.

La presión arterial elevada puede generar accidentes cerebrovasculares, ataques al corazón, insuficiencia cardíaca y renal y suele ser una condición hereditaria. Pero los expertos han tenido problemas para identificar patrones genéticos involucrados en la dolencia.

El equipo del doctor Christopher Newton-Cheh, del Hospital General de Massachusetts en Boston, empleó datos genéticos de alrededor de 30.000 personas de Estados Unidos, Suecia y Finlandia para identificar el papel de dos genes llamados NPPA y NPPB.

Quienes tenían dos copias de una de las variaciones "malas" eran un 18 por ciento más propensos a tener hipertensión que las personas con una o ninguna copia, escribieron los autores en la revista Nature Genetics.

En tanto, los participantes con dos copias de la otra variante mala tenían un 11 por ciento más de riesgo

"No explica todos (los casos de) hipertensión", dijo Newton-Cheh en una entrevista telefónica.

Tampoco permite entender "todos los casos hereditarios, sólo una porción de ellos. Y es muy probable que haya otras diferencias genéticas comunes que contribuyan a la variación en la población con hipertensión", añadió Newton-Cheh.

Los dos genes producen péptidos natriuréticos, que son proteínas involucradas en la relajación de los vasos sanguíneos y en la excreción de la sal a través de la orina. Una dieta con alto contenido de sal es un factor conocido de hipertensión.

Los investigadores hallaron que las variaciones en los dos genes dejaban a las personas con gran cantidad de esas proteínas y, como resultado, en más riesgo de presión arterial elevada.

Un equipo dirigido por el doctor John Burnett, de la Clínica Mayo en Minnesota, evaluó en animales de laboratorio un fármaco que imita a una de las proteínas para reducir la presión arterial, señaló Newton-Cheh.

El nuevo estudio indica que este tipo de medicinas permitirían tratar a las personas con hipertensión, agregó el experto.

"Aunque existen muchas terapias para la hipertensión, la condición sigue siendo difícil de tratar y requiere muchos medicamentos", manifestó Newton-Cheh.

Alrededor de 500 millones de personas en todo el mundo padecen hipertensión.

Otros factores de riesgo son la obesidad, el estilo de vida sedentario y el tabaquismo. Las enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad renal y el colesterol elevado también pueden aumentar el riesgo de cada persona.