Archivo de Público
Domingo, 15 de Febrero de 2009

Un par de goles centenarios

Etoo: El delantero alcanza los 101 tantos en Liga con el Barça.

N. R. ·15/02/2009 - 08:00h

SAMUEL ARANDA - Iniesta protagoniza el penalti señaldo a favor del Barça.

"¡Te lo he dicho, te lo he dicho!", gritó, desbocado como una fiera, Samuel Etoo, mientras corría hacia el banquillo para abrazarse a Pep Guardiola. Se lo había dicho. Le había dicho al técnico del Barcelona que no le cambiara de posición, que le dejara en el centro del ataque, donde el técnico pretendía situar a Messi.

El delantero camerunés tenía hambre de más gol. Y la sació por donde quería. "Hay un orden, pero los que juegan son los jugadores y Etoo quería seguir en el medio, así que celebro que haya marcado de nuevo", confesó el técnico del Barça, después de que Etoo protagonizase el tercer empate de los azulgrana este curso con dos goles que le convierten en centenario. "Guardiola me pedía abrir el campo, pero yo sabía que, si Leo se quedaba en la banda, habría más posibilidades: atrae a los rivales y yo tengo más oportunidades de marcar en el uno contra uno", abundó Etoo, reticente en un inicio a revelar el episodio.

Definitivamente, el camerunés ha cambiado. Descartado por Guardiola en un principio, readmitido y respaldado después, Etoo ha abrazado la mesura y, ni siquiera en ocasiones como la de ayer, cuando su cuenta de goles en la Liga supera los cien (101) como azulgrana, se va de la lengua. "Mientras el equipo siga adelante, yo tendré ocasión de marcar", se limitó a decir. "Nos vamos con una buena sensación porque hemos podido ganar".

No sin cierto suspense, Etoo había superado el centenar de goles en Liga desde que viste de azulgrana. En la reserva aún Messi, no hubo debate sobre quién debía chutar el penalti cometido sobre Iniesta. El delantero camerunés tomó el balón, respiró hondó y enfrentó a Ricardo... sin éxito. El meta bético detuvo el lanzamiento de Etoo que, sin tiempo a que la defensa reaccionara, envió el rechace al fondo de la red. El camerunés abría el marcador del Barça, daba pie al remonte y firmaba su gol número 100 desde 2004.

La cifra, redonda, ilustra la efectividad de Etoo, pichichi de la liga con 23 tantos, tres menos de los que sumó en el curso 2005-06, el mejor hasta ahora como azulgrana. Pero su gol número cien no era suficiente. El Betis, que acumula 11 años sin perder ante un líder en su campo, seguía dominando el marcador. Amenazaba con firmar la segunda capitulación del Barça este curso. Así que Etoo se inventó un regate de tacón magistral, una jugada de genio con final desafortunado: el balón miró con desdén el palo y se desvió. Pero el Barça inició un asedio tan apabullante que sólo la eficiencia de Ricardo -"Estuvo fenomenal", dijo Guardiola tras las nueve paradas que protagonizó- impidió que se tradujera en goleada.

Una y otra vez, el balón se estrelló contra el cuerpo del meta portugués. Hasta que Etoo dijo esto lo soluciono yo. En otra jugada fantástica, a seis minutos del final, el camerunés se inventó un chut tan bien colocado y potente que burló a Ricardo. "El empate nos llegó un pelín tarde", apuntó Guardiola. "Y no conformo: me hubiera gustado ganar. Pero es lo que hay y es inamovible", añadió. Luego, aclaró: "Pero no tengo ningún reproche. Hemos dominado a un muy buen equipo".