Archivo de Público
Domingo, 15 de Febrero de 2009

Las inglesas, a un paso de poder ser obispos

Los anglicanos abren el proceso para incorporar a la mujer en el obispado en 2012 y a la primera consagración dos años después.

LOURDES GÓMEZ ·15/02/2009 - 02:00h

El grupo Watch promueve que las mujeres puedan ser obispos anglicanos.

Las mujeres están más cerca de poder ser obispos en Inglaterra. El Sínodo de la Iglesia Anglicana aprobó la semana pasada, con el 68,8% de los votos, un paquete de medidas destinadas a legalizar la consagración de mujeres obispos. Para acallar a los sectores más conservadores, las propuestas legislativas incluyen la creación de la figura de los "obispos complementarios", que realizarán funciones secundarias en las parroquias que se nieguen a aceptar la autoridad de la mujer, alegando motivos teológicos.

La cúpula de la Iglesia Anglicana dio luz verde a la reforma del Canon anglicano, que puede conducir a la admisión de la mujer en el obispado en 2012 y a la primera consagración dos años después. "Marca el comienzo de una nueva fase", advirtió el obispo Nigel McCullock al abrir el debate en ChurchHouse, junto a la abadía de Westminster, en Londres.

McCullock preside el grupo encargado de redactar la ley, que reconocerá la igualdad de la mujer para ocupar todos los escalafones del poder eclesiástico, aunque también respetará a quienes objeten que su conciencia les impide aceptar la autoridad femenina. Desde 1992, la Iglesia Anglicana permite a la mujer ser sacerdote y ya han sido ordenadas más de 2.000.

Posibles deserciones

La inclusión de la mujer en la Iglesia hizo entonces que unos 500 clérigos se pasaran a la Iglesia Católica. En esta ocasión, se prevé que haya menos deserciones. "Hay menos división. La experiencia de estos últimos años ha sido muy positiva y muchos han cambiado de opinión ", explica Christina Rees, del grupo Mujeres e Iglesia (Watch, en inglés).

No obstante, Rees admite que alrededor del 15% del clero se opone al obispado femenino de forma "muy clara". Entre ellos, destacan los evangélicos tradicionales, que citan una carta de San Pablo a Timoteo, en la que escribe: "No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino a estar en silencio". A los argumentos teológicos, quienes se oponen a tener mujeres obispos añaden el riesgo de dañar aún más las relaciones con la Iglesia Católica.

Rees admite que alrededor del 15% del clero se opone al obispado femenino de forma "muy clara"

La creación de la figura de obispos complementariosque darían misa y ordenarían sacerdotes pretende convencer a quienes no aceptan el liderazgo de la mujer, a quien se niegan a hacer el voto de obediencia.

"Han de reconocer el principio del obispado femenino, en todas sus funciones y con todos los derechos. No podemos permitir que los obispos complementarios sean varones que jamás han ejercido o han trabajado con una mujer", advierte Rees.

La propuesta legislativa entra ahora en la fase de escrutinio. La amplia congregación puede ahora aportar enmiendas y sugerir cambios en la redacción de la nueva ley. El debate pasa del Sínodo a las diócesis y de cumplirse las previsiones de calendario el texto definitivo se someterá a votación en 2012. Entonces, el Parlamento británico también deberá aprobarlo. Una vez se salven los obstáculos institucionales, la reina deberá ratificar la ley que permitirá que la mujer acceda al obispado de la Iglesia de Inglaterra.