Archivo de Público
Sábado, 14 de Febrero de 2009

Chávez confía en que el "incidente" no empañe las relaciones con España

El presidente de Venezuela califica de "indigno eurodiputado" a Herrero, que fue el que provocó el "lamentable incidente"

 

EFE ·14/02/2009 - 20:18h

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, confía en que el "lamentable incidente", en alusión a la expulsión por su Gobierno del eurodiputado español Luis Herrero, al que calificó de "indigno", "no empañe" las relaciones entre los dos países.

"Tengo la fe de que este lamentable incidente producido de manera intencionada por ese indigno eurodiputado no empañe para nada las excelentes relaciones que tenemos con el Gobierno español y mucho menos con el pueblo español", manifestó Chávez en rueda de prensa.

El presidente venezolano dijo que lamentaba que el eurodiputado haya venido "a irrespetar a Venezuela y a sus instituciones", al referirse a supuestas declaraciones de Herrero en contra del proceso electoral venezolano.

La oposición a Chávez calificó ese 'incidente' de secuestro y el propio Herrero ha comentado que seis u ocho policías lo levantaron en volandas y lo metieron a la fuerza dentro de una furgoneta que partió sin que nadie le precisara el destino

El Ministerio de Exteriores convocará al embajador de Venezuela para que explique ante el director general de Iberoamérica el trato recibido por el eurodiputado del PP.

Respetar a Venezuela

"A Venezuela se la respeta", subrayó Chávez, en su encuentro con corresponsales de prensa extranjeros en el Palacio presidencial de Miraflores.

Preguntado sobre los demás miembros de la delegación del Grupo Popular Europeo que se encuentran en Venezuela, el presidente manifestó: "Los demás, que creo que están, su estatus es de hombres libres. Todos los que vienen (a este país) son hombres libres, pero deben respetar la Constitución y las leyes de nuestro país".

Al aludir a la expulsión ayer por su Gobierno del eurodiputado, Chávez leyó unas declaraciones hechas por la secretaria de Relaciones Internacionales del Partido Socialista Español, Elena Valenciano, quien dijo que "los observadores internacionales no pueden intervenir durante un proceso electoral".

El presidente venezolano leyó la nota de prensa en la que Valenciano, del partido gobernante en España, se mostraba "prudente" sobre el caso de Herrero, al asegurar no disponer todavía de toda la información.

La dirigente socialista sí señaló que si el eurodiputado español hizo declaraciones sobre el proceso en marcha "habría incumplido el código de conducta".

Al concluir su lectura, Chávez expresó su "agrado" con el "buen juicio de una líder del PSOE" y manifestó que esta es "la verdadera alma de la España que queremos".

Momentos antes, en otra rueda de prensa en Caracas, los eurodiptados del Grupo Popular Europeo rechazaron la expulsión de su colega y consideraron que se han violado sus "derechos individuales".

Herrero fue expulsado el sábado por el Gobierno venezolano, tras una petición del Poder Electoral que alegó unas presuntas declaraciones del eurodiputado en contra del organismo y del proceso electoral, y fue llevado inmediatamente al aeropuerto donde fue embarcado en un vuelo con destino a Sao Paulo.