Archivo de Público
Sábado, 14 de Febrero de 2009

El G-7 planea "nuevas reglas" para "un nuevo orden global"

Los países más ricos apuestan por la reforma del FMI para hacer frente a la crisis

JORDI MUMBRÚ ·14/02/2009 - 15:38h

En ningún momento se oyó la frase “nos hemos equivocado”, pero las conclusiones de los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos de los siete países más ricos del mundo (G-7) más Rusia apuntan en esa dirección. “Es fundamental un esfuerzo muy fuerte en las nuevas reglas para un nuevo orden económico, coherente con la estructura del capitalismo y del mercado global”, subraya el documento final de la reunión que el G-7 más Rusia ha celebrado en Roma para encontrarle una solución a esta crisis.

El anfitrión, el ministro de Economía italiano, Giulio Tremonti, explicó que las causas de la crisis son “el déficit de confianza y, sobretodo, el déficit de reglas”. Y la nueva receta es: nada de proteccionismo (a la larga sería mucho peor); hacer lo imposible para aumentar la ocupación; poner más dinero encima de la mesa para recuperar la confianza; y, sobre todo, más control y transparencia, es decir, regular los fondos de inversión y que los bancos enseñen sus cartas. Estas serán las propuestas que el G-7 llevará a la próxima reunión del G-20, en Londres.

Reforma del FMI

Las conclusiones de la cumbre piden a los países que hagan un esfuerzo para poner más dinero en el Fondo Monetario Internacional (FMI): “Estamos de acuerdo en que un FMI, reforzado con recursos adicionales, es crucial para responder con eficacia y flexibilidad a la crisis actual”. El FMI será el responsable de vigilar que los países cumplen con las nuevas directrices.

Al lado de Tremonti estaba Mario Draghi, gobernador de la Banca de Roma y presidente del Foro de Estabilidad Financiera, uno de los organismos fortalecidos tras la cumbre del G20 en Washington de cara a la definición de las nuevas reglas para el sistema financiero. Draghi fue el encargado de tirar de las orejas a la banca: “Transparencia significa que todos los bancos tienen que declarar los activos tóxicos de sus balances”. En este sentido, también se ha acordado “regularizar los hedge funds y los otros fondos privados”, tal y como había pedido Francia.

Tremonti destacó el consenso al que se llegó para evitar el proteccionismo, que ya ha provocado algunas críticas internacionales. El ministro italiano aseguró que es “un fenómeno agresivo” muy negativo para “las economías basadas en la exportación, como la italiana”, y perjudicial para “las dinámicas políticas”.

Lo que nadie supo decir es hasta cuando va a durar la crisis. Draghi dijo que según las investigaciones de los últimos 15 días “parece que está disminuyendo la velocidad del empeoramiento” pero aseguró que la crisis durará todo 2009 y que ya se verá lo que pasa en 2010.

Noticias Relacionadas