Archivo de Público
Sábado, 14 de Febrero de 2009

NASCAR prevé una asistencia menor de público en 2009

Reuters ·14/02/2009 - 10:30h

El NASCAR prevé que este año la asistencia a sus carreras caiga a un porcentaje de un dígito, puesto que los espectadores se enfrentan a la recesión en Estados Unidos, dijo un alto cargo de la categoría del automovilismo estadounidense.

"Creo que veremos una caída de un dígito. No creo que alcance los dos dígitos", dijo el director de marketing de NASCAR, Steve Phelps, al referirse a la asistencia que habrá en 2009 y comparándola con la del año pasado.

"Probablemente no es una historia muy diferente a la de otros deportes. La economía se verá afectada. La gente tiene menos ingresos disponibles", añadió.

El certamen comienza el domingo en Florida y Phelps espera una gran temporada, ya que los aficionados se preguntan si el piloto Jimmie Johnson conseguirá hacer un récord al ganar un cuarto título consecutivo, o si su popular rival Dale Earnhardt Jr. finalmente conseguirá su primer triunfo.

Pero el éxito en la pista probablemente no será igual en los negocios, porque tanto consumidores como patrocinadores tratan de recortar gastos, según Phelps.

"Lo que dictará la pauta será la competencia en las pistas, porque está relacionado con la cantidad de seguidores. En el lado de los negocios, es un año de reducción de gastos por necesidad", dijo Phelps a Reuters en una entrevista telefónica.

NASCAR, que tiene una cifra de seguidores que se acerca a los 75 millones de personas y muchos patrocinadores corporativos estables, no está solo en su dolor. La recesión llevó a la liga de fútbol americano (NFL) y a la NBA a recortar puestos de trabajo. Además, las grandes ligas de béisbol congelaron sus presupuestos.

NADA BUENO

Aunque el Daytona 500, considerado por muchos analistas como la Super Bowl de NASCAR, lo verán más de 200.000 seguidores que acudirán a la carrera, el panorama del mercado inmobiliario y económico no vaticina nada bueno para el resto de la temporada.

Phelps dijo que el automovilismo está respondiendo a la recesión con la rebaja en el precio de las entradas y trabajando en sus comunidades locales para asegurar precios razonables en los hoteles, para conseguir que aún sea posible realizar viajes de fin de semana para asistir a una carrera.

En el lado corporativo, Phelps prevé que este año disminuya la financiación de los patrocinadores, pero agregó que estos cambios son normales en este deporte.

Phelps reveló que NASCAR había perdido a patrocinadores como Domino's Pizza y Eastman Kodak, pero la aseguradora AFLAC Inc. y la empresa Camping World aumentaron su contribución. Además, se agregó recientemente como patrocinador el portal de Internet Ask.com.

Los fabricantes de coches como General Motors, Ford, Chrysler y Toyota también han recortado sus gastos en NASCAR.