Archivo de Público
Sábado, 14 de Febrero de 2009

Merkel critica las bonificaciones millonarias de los ejecutivos bancarios

EFE ·14/02/2009 - 10:30h

EFE - La canciller alemana, Angela Merkel. EFE/Archivo

La canciller alemana, Angela Merkel, y varios miembros de su gobierno han criticado con suma dureza el previsto pago de bonificaciones millonarias correspondientes al año 2008 a altos ejecutivos bancarios, en medio de la crisis financiera y económica mundial.

"Resulta incomprensible que los bancos, a los que el estado ha tenido que ayudar, paguen en muchos casos enormes bonificaciones", afirma Merkel en una entrevista que el semanario alemán "Der Spiegel" ha adelantado hoy y publicará en su próxima edición del lunes.

La jefa del gobierno alemán advierte de que este tema será abordado por los asistentes a la cumbre del G20 en Londres a principios de abril.

"El sistema de bonificaciones debe ser clarificado a nivel internacional y estar ligado directamente al éxito de los bancos", afirma la canciller.

A las críticas se suma en el mismo semanario el ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, quien declara que "la pérdida de la realidad y el cinismo de algunos directivos me conmocionan una y otra vez. Los altos directivos deben ser ejemplares, en los buenos y en los malos tiempos".

Por su parte, el titular de Interior, Wolfgang Schäuble, señala en la revista que el bien común vive también de la moderación del individuo y que "esos excesos son expresión de una pérdida de la realidad y amenazan el consenso básico de esta sociedad".

La ministra alemana de Justicia, Brigitte Zypries, expresa su sorpresa en "Der Spiegel" por el hecho "de que las bonificaciones formen prácticamente parte del salario fijo y se paguen incluso cuando la empresa está al borde del precipicio".

Y el responsable de la cartera de Trabajo, Olaf Scholz, declara su absoluta incomprensión hacia esa práctica, ya que "donde los trabajadores ven recortada su semana laboral y renuncian a salario no se pueden pagar bonificaciones alegremente".

Finalmente, la ministra alemana de Agricultura y Consumo, Ilse Aigner, considera que el pago de dichas bonificaciones ha sido uno de los detonantes de la crisis y afirma que "cuando los clientes bancarios deben asumir pérdidas no se puede premiar a los responsables de las mismas ".