Archivo de Público
Sábado, 14 de Febrero de 2009

Mejillones al vapor o huevos de codorniz, platos para una cena afrodisíaca

EFE ·14/02/2009 - 09:15h

EFE - Mejillones al vapor con limón o tomate, ensalada de berros con nueces y miel y huevos de codorniz sobre pan de avena son algunos platos posibles para una cena que estimule la libido y el resto de sentidos. EFE/Archivo

Mejillones al vapor con limón o tomate, ensalada de berros con nueces y miel y huevos de codorniz sobre pan de avena son algunos platos posibles para una cena que estimule la libido y el resto de sentidos.

"Desde hace cientos de años, se habla de alimentos afrodisíacos como potenciadores del instinto sexual, pero hay mucha mentira y se ha llegado a emplear pene de foca o huesos de tigre sin mucho sentido", ha explicado a Efe el nutricionista Javier Martínez.

Martínez ha animado además a seguir una dieta afrodisíaca, pero manteniéndola "durante muchos días, meses o incluso años", y ha propuesto un menú completo para la cena de San Valentín con ingredientes estimulantes.

"Ahora que estamos en crisis, podemos utilizar los mejillones como sustitutos de las ostras, pues son ricos en zinc y estimulan las hormonas masculinas", ha explicado Martínez, quien ha sugerido como primer plato mejillones al vapor con limón o tomate y albahaca.

El pescado además de tener gran cantidad de minerales es, según Martínez, "más adecuado" que cualquier tipo de carne, pues "solo el olor del pescado es vasodilatador y estimula el instinto sexual".

Como alternativa, este nutricionista ha recomendado huevos de codorniz, que tienen la ventaja de ser más pequeños, colocados sobre un pan de avena y tomate, pues ambos alimentos estimulan también la testosterona.

Una ensalada de berros y canónigos con nueces y miel es la propuesta de este licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos como entrante, ya que es una combinación con vitaminas B.

Entre las bebidas para brindar y ayudar de paso a la digestión, ha mencionado una cerveza de sabores como la frambuesa o la manzana, muy típica en otros países europeos para sustituir al vino pero relativamente reciente en la gastronomía española.

"El regaliz negro también puede considerarse estimulante, pero como postre es mejor un chocolate negro con fresón, mango o kiwi", ha señalado.

Después de esta ingesta "sana, ligera y equilibrada", Martínez ha sugerido un té con ginseng, pues ayudará a que la persona se sienta mejor, e igual que "somos lo que comemos -ha subrayado-, también la comida condiciona nuestros sentimientos".

Sin embargo, ha advertido de que con estas dietas se obtienen mejoras a largo plazo sin necesidad de medicamento, ya que -ha dicho- "a veces empezamos la casa por el tejado, consumiendo viagra sin prescripción médica cuando es más importante cuidar la dieta, hacer ejercicio físico y reducir el estrés".