Archivo de Público
Sábado, 14 de Febrero de 2009

Los ladrones del gol

Messi, Henry y Etoo componen la tripleta atacante más efectiva del Europa y la primera línea defensiva del Barça. El equipo de Guardiola es el que más balones recupera en zonas de ataque

LADISLAO JAVIER MOÑINO ·14/02/2009 - 08:00h

"La ambición de un equipo la marca la altura de su línea de presión. El que lo hace arriba, es el que quiere ganar el partido y ser el protagonista. Nosotros lo éramos, como el Barça lo es ahora y también lo fue con Rijkaard. Me encanta cómo diseña la presión Guardiola ". Arrigo Sacchi reconoce a su gran Milan en la presión que ejecutan Messi, Etoo y Henry.

También la estadística denota la grandeza de la propuesta de juego del líder. El Barcelona es el equipo que más balones roba en un último tercio de cancha (149). La afirmación de Sacchi y los números concuerdan con las críticas que tachan al Madrid [con Schuster y ahora con Juande] de conservador y de sólo saber jugar a la contra. Los blancos ocupan la penúltima posición en el registro de balones recuperados en ataque (71).

"Sorprende su primera línea, cuando roban, te matan", dice Gerard

"Con la calidad que tiene la tripleta atacante, cuando recuperan es jugada segura de peligro. El robo suele sorprender al equipo contrario descolocado en defensa porque está saliendo. En esas condiciones, Messi, Etoo y Henry son letales por su velocidad y su habilidad. A nosotros nos pasaba con Gullit y Van Basten", argumenta Sacchi. "Te roban el balón a la velocidad del viento", dijo Preciado la semana pasada, tras observar el vendaval azulgrana desde la grada. Abajo, en la hierba, sus centrales y sus centrocampistas lo sufrieron hasta la desesperación.

"Sientes impotencia. Además, cuando tú recuperas tienes a uno de los tres encima. Debes tener mucha precisión para salir", explica el mediocentro Matabuena, que no rascó bola en el Camp Nou. "Cuando te roban, te matan. Además de la calidad que se les presupone, sorprende su primera línea de presión", dice el central Gerard, que sufrió al acoso de la tripleta que más goles suma de todo el continente (49). La cifra supera el total de goles del Madrid, del Chelsea o del Inter. "Presionan con mucho aire en los pulmones, porque el que casi siempre está corriendo detrás del balón eres tú. Encima, te hacen ver su portería como un objetivo muy lejano porque, cuando se la quitas, tus propios delanteros están metidos en tu campo", asegura Míchel.

El concepto de empezar defendiendo muy arriba también lo aplicaba Cruyff, y así lo explicaba: "¿Quién iniciaba la presión? Romario. Sí, el tipo con más pinta de gandul que he conocido, pero mas rápido de ejecución que nadie. Cuando el portero cogía el balón, iba de inmediato a taparle. Así nos daba tiempo a organizarnos atrás. Si sacaba en largo el balón generalmente era para nosotros. Y si sacaba en corto, todos estaban ya en su sitio para presionar e intentar robar".

De los tres atacantes, Henry es el que más balones roba (34), Etoo (36) y Messi (24). Y el 27 % de las recuperaciones del Barça se dan en la zona de ataque. "Robar arriba para marcar simplifica, te ahorra energías y crea dudas en el rival a la hora de jugar el balón", concluye Sacchi.