Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

Las obras mediocres superan a sorpresas en el festival de Berlín

Reuters ·13/02/2009 - 18:14h

Los fracasos más que los descubrimientos han permanecido en la memoria de los asistentes del festival de cine de Berlín, donde los críticos de cine quedaron abrumados por la falta de calidad entre los filmes de la sección oficial.

Cuando el evento anual de 11 días del cine internacional se acerca a su fin con la ceremonia de clausura del sábado, existen apenas cuatro o cinco cintas de un total de 19 consideradas aspirantes al premio de Mejor Película.

Los favoritos están liderados por "London River", la historia del director francoargelino Rachid Bouchareb sobre una inusual pareja que se une para buscar a dos niños perdidos después de los atentados suicidas de 2005 en Londres, que mataron a 52 personas.

Sin embargo, no a todos les gustó la película y no se destaca un favorito para el ansiado Oso de Oro de 2009.

"Sin una pieza maestra que se destaque, elegir al ganador del Oso de Oro de la Berlinale (...) está resultando ser una tarea difícil", escribió Scott Roxborough, de The Hollywood Reporter.

"Sea cual sea el elegido, seguramente el ganador será alabado y odiado por los críticos", agregó.

Otro filme bien recibido fue "About Elly", sobre un grupo de iraníes de clase media cuyo viaje al mar Caspio se convierte en una tragedia cuando intentan mantener costumbres sociales con mentiras.

"The Messenger", protagonizada por Woody Harrelson en el papel de un militar con la misión de informar a los familiares de los soldados muertos en combate, tuvo buena acogida.

La cinta también compite con la comedia de Renee Zellweger ambientada en la década de 1950 "My One And Only", una de las últimas que se presentaron a la competición.

Sin embargo, no todos los grandes títulos de Hollywood recibieron críticas positivas.

"Mammoth", dirigida por el cineasta sueco Lukas Moodysson y protagonizada por el mexicano Gael García Bernal, aborda las ventajas e inconvenientes de la globalización, pero fue apenas clasificado como "pobre" en un sondeo entre críticos.

La película sobre la moda minimalista "Rage" tuvo mejores resultados, pero ni siquiera el actor Jude Law en el papel de un modelo travestido llamado Minx logró salvar a la directora Sally Potter de las garras de los críticos.

Y "Happy Tears" tuvo una recepción poco entusiasta a pesar de contar con Demi Moore y Parker Posey en los papeles principales.

Dentro de la competición principal, los críticos dijeron que "Gigante", de Uruguay, contaba una historia simple y "Forever Enthralled", de China, era cuento visualmente suntuoso de la vida de Mei Lanfag, una estrella de ópera de Pekín que desafío a las tropas japonesas.

El drama peruano "La teta asustada" es considerada una apuesta segura, mientras que el filme del veterano cineasta polaco Andrzej Wajda "Sweet Rush" y el del griego Costa-Gavras "Eden Is West" aún deben proyectarse.

Mientra tanto, bastante estrellas han pisado la alfombra roja de Berlín para satisfacción del director del evento, Dieter Kosslick, y a la prensa internacional.

Zellweger, Moore y Bernal, además de Keanu Reeves, Clive Owen, 'The Edge' de U2, Kate Winslet y Leonardo DiCaprio participaron en el festival, mientras que se espera la visita de Steve Martin para presentar "La pantera rosa 2" el viernes.