Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

El caso del niño padre con 13 años preocupa en Reino Unido

Reuters ·13/02/2009 - 18:00h

Un escolar de 13 años se ha convertido en uno de los padres más jóvenes de Reino Unido, poniendo de manifiesto la preocupación sobre las tasas de embarazos de adolescentes en el país.

Alfie Patten, que mide 1,20 metros y parece mucho menor, tenía apenas 12 años cuando su novia de 15, Chantelle Steadman, quedó embarazada después de una noche de sexo sin protección.

El antiguo líder de los conservadores Iain Duncan Smith manifestó que este caso "trágico" ilustra el deterioro social del país.

"Ejemplifica la cuestión que hemos estado señalando de una Gran Bretaña quebrada", declaró al periódico londinense Evening Standard. "No se trata de ser acusador: se trata de destacar el completo colapso en algunas partes de la sociedad sobre lo que está bien y lo que está mal".

El primer ministro, Gordon Brown, dijo que no estaba familiarizado con el caso concreto, pero manifestó a Sky TV: "Todos queremos evitar los embarazos adolescentes".

Maisie Roxanne nació el lunes en Eastbourne y la policía informó de que pese a que ambos padres son menores de edad no investigará el caso. En un breve videoclip difundido por YouTube, el chico de voz todavía aniñada manifestó que no sabe cómo sustentará a su familia.

"Pensé que sería bueno tener un bebé. No pensé en cómo lo mantendríamos. La verdad es que apenas me dan paga. Mi papá a veces me da 10 libras (unos 11,2 euros)", señaló en una entrevista con el periódico The Sun.

Una organización benéfica familiar responsabilizó a las políticas del Gobierno por este tipo de casos.

"A menos que comencemos a tratar seriamente el tema de la actividad sexual en los menores de edad, seguiremos viendo casos como éste", manifestó Norman Wells, director de Family and Youth Concern.

"La estrategia del Gobierno sobre embarazo adolescente, con todo este énfasis en la educación sexual y en la disponibilidad de métodos contraceptivos gratuitos para los jóvenes, está creando un clima en el cual los adolescentes creen que es normal ser sexualmente activos antes de los 16 años", destacó.

Wells señaló en un comunicado que los jóvenes no necesitan más educación sexual sino un completo cambio de foco. "Debemos desafiar la percepción común del sexo como una actividad recreativa informal y presentarlo en cambio como una expresión de brindarse totalmente al marido o a la mujer durante el matrimonio", agregó.