Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

El sector del automóvil muestra su "desilusión" por el plan del Gobierno

Critican la ausencia de medidas a corto plazo que ayuden a paliar la fuerte caída de la demanda de los últimos meses

EFE ·13/02/2009 - 18:27h

Las principales asociaciones del sector automovilístico han expresado de forma unánime su desilusión por los términos en que el Gobierno ha aprobado el Plan Integral de Automoción (PIA), con ausencia de medidas a corto plazo que ayuden a paliar la fuerte caída de la demanda de los últimos meses.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) no ha ocultado que esta actitud del Gobierno encierra el peligro de que las multinacionales instaladas dejen de considerar España como un mercado atractivo y se plantee la fuga de empresas.

"De continuar esta situación -señala la Anfac-, si el Gobierno no toma medidas más drásticas y urgentes a corto plazo para impulsar la demanda, habrá un coste social importante, ya que no se podrán mantener los empleos, ni en la red de distribución comercial, ni en la industria de componentes, ni en las fábricas de vehículos".

El director general de la Anfac, Luis Valero, complementó esta afirmación al declarar que el Gobierno no ha tenido en cuenta "ni siquiera el clamor de partidos políticos y de organizaciones empresariales que han apostado abiertamente por arbitrar medidas a corto plazo que impulsen las ventas".

"No han tenido en cuenta a organizaciones empresariales"

El presidente de la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones y Motocicletas (Aniacam), Germán López Madrid, manifestó que, a pesar de que hay que valorar los esfuerzos del ministro de Industria por poner en marcha ayudas al sector, "esto está muy lejos de ser un plan integral y de que solucione los muchos y graves problemas que tiene el sector".

"Está muy lejos de ser un plan integral y de que solucione los problemas"

López Madrid, como el resto de las asociaciones, lamentó la ausencia de medidas de impulso a la demanda y señaló que "es una pena que los responsables del Ejecutivo no hayan hecho los mismos números que el sector ha hecho para demostrar que incentivar la demanda ayuda también a aumentar los ingresos por vía fiscal".

El presidente de Aniacam significó que, tal como están las cosas, el mercado español está condenado este año a un cierre en torno a 900.000 unidades, un dato que pone al automóvil en la relación de un coche por cada 50 habitantes cuando la media europea es de 30 a 1.

"Es un parche que defrauda a los fabricantes"

Blas Vives, director general de la patronal de concesionarios, Faconauto, dijo que "esto no es el plan propuesto por el sector, sino un parche que, incluso, defrauda a los propios fabricates".

Este directivo asegura que el Gobierno ha desoído las urgencias proclamadas por el sector que ha reivindicado medidas a corto plazo en forma de ayudas directas y no ha tenido en cuenta los resultados que las mismas, en cuanto a incentivo de ventas, han tenido en países como Francia y Alemania

Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la asociación de vendedores Ganvam, dijo sentir "pena y tristeza por el abandono que demuestra al Gobierno hacia actividades fundamental del sector, como la distribución".

El máximo responsable de Ganvam añadió que "no se entiende la falta de medidas en un ámbito de pymes que las necesita urgentemente para desatascar un excedente de medio millón de coches para poder sobrevivir".