Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

La obesidad aumentaría riesgo de sufrir migraña: estudio

Reuters ·13/02/2009 - 14:06h

Por Will Dunham

La obesidad incrementaría el riesgo de padecer migrañas, según reveló un estudio realizado en Estados Unidos que suma una nueva consecuencia negativa de tener sobrepeso.

Los autores indicaron que las personas de 20 a 55 años que eran obesas, ya sea según una medición de grasa en el abdomen o por el índice de masa corporal estándar que se basa en la altura y el peso, eran más propensas a informar migrañas y otros tipos de dolores de cabeza.

El 37 por ciento de las mujeres con obesidad abdominal, determinada por la circunferencia de cintura, experimentaba migrañas, comparado con el 29 por ciento de las participantes sin obesidad.

Entre los hombres, el 20 por ciento de los participantes con obesidad abdominal decía tener ese tipo de dolor de cabeza, en relación con el 16 por ciento de los que no presentaban sobrepeso.

Los resultados se basaron en datos de 22.000 personas que participaron en un sondeo de salud del Gobierno de Estados Unidos.

"Ahora, necesitamos ver bien si podemos probar científicamente que perder peso ayuda a las personas con dolores de cabeza", señaló en una entrevista telefónica la doctora Lee Peterlin, del Colegio de Medicina de la Drexel University, en Filadelfia.

"Sabemos que estudios (previos) han demostrado que el ejercicio y la actividad ayudan a mejorar el humor. Por eso, no es ilógico pensar que podría mejorar el dolor de cabeza", dijo Peterlin, cuyos resultados se presentarán en una reunión de la Academia Estadounidense de Neurología, en Seattle.

Las migrañas son dolores de cabeza severos que además incluyen náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al ruido. Son más comunes en las mujeres y suelen ser hereditarios.

Las migrañas afectan a alrededor de 30 millones de personas en Estados Unidos, es decir a aproximadamente el 10 por ciento de la población, según la Fundación Nacional del Dolor de Cabeza.

El equipo estadounidense halló que las migrañas son más frecuentes entre los 20 y los 45 años y el estudio reveló que después de los 55 años ya no estaba presente el mayor riesgo de migrañas entre las personas obesas.

La obesidad, en sostenido crecimiento en todo el mundo, aumenta también el riesgo de padecer la forma más común de diabetes, hipertensión, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, algunas formas de cáncer, artritis, apnea del sueño y otras condiciones.