Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

El Gobierno no se pronuncia sobre la cacería de Bermejo y Garzón porque "es privada"

La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, se muestra "preocupada" por la gravedad de los hechos en la trama de corrupción

EUROPA PRESS ·13/02/2009 - 14:56h

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dice que sobre no tiene nada que decir sobre las relaciones personales del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, tras conocerse que estuvo el pasado fin de semana cazando con el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que está investigando una trama de corrupción que contrataba con administraciones gobernadas por el PP.

La vicepresidenta añadió que la valoración que hace el Gobierno, tras conocer el auto del juez, es de "preocupación" por la gravedad de los hechos que, dijo, debe aclarar el PP y asumir sus responsabiidades.

Pero criticó que el PP haya optado por "enrocarse" en lugar de "colaborar con la Justicia", y advirtió que esto o "agarrarse a complots como a un clavo ardiendo" no le exime de su responsabilidad ante la Justicia.

Absoluta normalidad

Al ser preguntada por el estado de ánimo del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, tras las críticas del PP por haber coincidido con el juez en una cacería esta fin de semana, De la Vega dijo que el estado del titular de Justicia es de "absoluta normalidad".

"El estado del ministro de Justicia es de absoluta normalidad"

Pidió que no se mezclen las cosas ya que se trata, según dijo, de una "acción privada del ministro" y añadió que "el Gobierno no va a entrar absolutamente para nada".

Ante la insistencia de los informadores en preguntar por este asunto, dijo que en este asunto hay "otro tema" que es "muy importante".

"Más allá de las informaciones que puedan salir hay una investigación que se está haciendo en un Juzgado de la Audiencia Nacional, por un juez".

Denuncia de un militante

"En ese juzgado se está haciendo una investigación de corrupción principalmente vinculada al principal partido de la oposición", añadió al tiempo que precisaba que se trata de una "investigación que se abre porque hay un militante de este partido que presenta una denuncia".

Al hilo de esto puntualizó que otras cuestiones deben resolverse en el ámbito del PP.

Y volvió a concluir su respuesta afirmando que "sobre relaciones personales del ministro no tengo nada que decir".