Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

Un estudio relaciona el tabaquismo pasivo con la demencia

Reuters ·13/02/2009 - 09:36h

El tabaquismo pasivo aumentaría significativamente el riesgo de una persona a desarrollar demencia y otras formas de deterioro cognitivo, informaron el viernes investigadores británicos y estadounidenses.

El informe, publicado en el British Medical Journal, reveló un 44 por ciento más de riesgo en las personas expuestas a niveles elevados de humo y es el primer estudio a escala que muestra una relación entre ambas cuestiones.

"Nuestros resultados sugieren que inhalar el humo generado por otras personas dañaría el cerebro, perjudicaría las funciones cognitivas como la memoria y haría más probable a la demencia", indicó David Llewellyn, de la Universidad de Cambridge, que dirigió el estudio.

Las investigaciones ya han relacionado el tabaquismo pasivo con una serie de enfermedades, como el cáncer pulmonar y la enfermedad cardiaca. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de la mitad de los niños de todo el mundo están expuestos al humo en sus hogares.

Estudios previos también han identificado que fumar aumenta las posibilidades de demencia y otras formas de deterioro cognitivo, pero no estaba claro si sucedía lo mismo con los fumadores pasivos.

Llewellyn y sus colegas examinaron muestras de saliva de casi 5.000 adultos no fumadores de más de 50 años. Se utilizaron datos de tres estudios británicos de salud diferentes.

Luego, el equipo evaluó la cantidad de cotinina, que es un producto de la nicotina que se halla en la saliva hasta 25 horas después de la exposición al humo para medir la exposición al cigarrillo.

Una serie de pruebas que apuntó a medir la función cognitiva, como la memoria verbal, y el tiempo mostró una relación entre la exposición al humo de los fumadores pasivos y el deterioro mental.

Una posible explicación es que la exposición al humo de los fumadores pasivos aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, dolencias conocidas por aumentar las posibilidades de demencia y otros problemas cognitivos, indicaron los autores.