Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

África y la Liga Árabe apoyan a Omar Bashir

En su última cumbre, la UA solicitó suspender la acusación

I. C. ·13/02/2009 - 08:00h

AFP - El asesor del presidente sudanés (izquierda), el primer ministro qatarí y los líderes de una de las facciones rebeldes de Darfur, el martes en las conversaciones de Qatar.

En una decisión ampliamente deplorada por las organizaciones de derechos humanos, los líderes de los países africanos muchos de los cuales han ratificado el Estatuto de Roma y son estados parte del Tribunal Penal Internacional han cerrado filas en torno al presidente sudanés.

"El continente, a través de la Unión Africana (UA), ha solicitado al Consejo de Seguridad de la ONU que suspenda la acusación del presidente Omar Bashir", dijo el presidente de la Comisión Africana, Jean Ping, el pasado 29 de enero, en los pasillos de la cumbre que la organización celebraba en Etiopía. Y ayer, los diplomáticos de la UA pasaron el mensaje al Consejo de Seguridad en Nueva York.

Ping eafirmaba así la postura que la UA, y la Liga Árabe, han tenido en este asunto desde que el fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI), Luis Moreno Ocampo, solicitara en 2008 que se inculpe a Bashir.

"Rechazo la entrega de cualquier líder africano al tribunal", dijo entonces el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

La UA y la Liga Árabe consideran que la imputación de Bashir pondría en peligro los intentos de lograr la paz en Darfur. Y piden que el Consejo de Seguridad suspenda la acusación durante 12 meses tal y como permite el artículo 16 del Estatuto de Roma para permitir que Sudán lleve a cabo sus propios juicios.

Pero Sudán apenas ha juzgado a los responsables de los abusos de Darfur y tampoco ha procesado a los dos funcionarios sudaneses ya imputados por el TPI. A uno de ellos, ministro de Interior cuando estalló el conflicto de Darfur, Bashir le nombró ministro de Asuntos Humanitarios después de ser imputado.

Las ONG interpretan que muchos líderes africanos temen que algún día puedan verse en situación similar a la de Bashir y necesitar la solidaridad de sus homólogos.

"Respecto al presidente sudanés, cabe preguntarse por qué los líderes africanos definen la solidaridad como la protección de los dictadores", dijo en una entrevista con Público el pasado diciembre el director de Human Rights Watch, Ken Roth.