Archivo de Público
Jueves, 12 de Febrero de 2009

España se adentra en la recesión

Por primera vez en 15 años, la economía cae dos trimestres seguidos // El PIB bajó un 1% a final de año

B. CARREÑO ·12/02/2009 - 21:51h

Un viejo chiste de economistas explica algo que en sí no tiene mucha gracia: recesión es cuando tu vecino pierde su trabajo; depresión es cuando lo pierdes tú mismo. De momento estamos en la primera parte del chiste, tal y como certificó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) al publicar los datos de evolución de la economía en el último trimestre de 2008.

En los últimos tres meses del año, la actividad económica se redujo un 1% respecto al trimestre anterior enlazando así dos periodos consecutivos en negativo, lo que técnicamente se denomina recesión. En datos interanuales –sobre el mismo trimestre de 2007– la caída fue del 0,7% y en el conjunto del año, la economía creció un 1,2%, gracias a los fuertes avances del primer semestre.

Los datos del INE son un avance provisional (los definitivos se conocerán el próximo 18 de febrero) y muestran un comportamiento menos malo (una décima por encima) de lo previsto por el Banco de España hace apenas dos semanas.

La entidad previó entonces una caída trimestral del 1,1% y del 0,8% en términos interanuales. Aún no se ha publicado el detalle de los factores que han llevado a esta caída, pero los expertos creen que la retracción del consumo y la huida masiva de la inversión explican el desplome de la economía española.

Cuarta recesión

Esta es la primera recesión que vive España desde 1993, cuando el PIB se contrajo durante dos trimestres consecutivos y nadie duda de que esta crisis va a superar en duración e intensidad a aquella que elevó la tasa de paro por encima del 24%.

Según los nuevos datos actualizados por el INE, la anterior recesión española tuvo su origen en la primavera de 1992 con una caída intertrimestral del 1% del PIB, que se estancó en el otoño para volver a bajar de nuevo durante otros dos trimestres consecutivos. En total, algo más de un año en crisis de la que se comenzó a salir en el verano de 1993.

Si se echa la vista más atrás, ésta pasa a ser la cuarta recesión española desde 1970. La primera tuvo lugar al comienzo de 1975, poco antes de la muerte del dictador Francisco Franco, con el shock del petróleo como telón de fondo, y la siguiente entre 1978 y 1979, en pleno proceso de transición a la democracia.

Mañana se darán a conocer los registros del PIB de la zona del euro y en muchos países se esperan caídas muy superiores a las de España. Por lo pronto, ayer Francia anunció una caída intertrimestral del PIB del 1,2%, lo que aún no marca la recesión en el país vecino, que saldó en positivo el tercer trimestre por los pelos, pese a haber registrado una tasa negativa en primavera.

Sobresale el caso de Alemania, donde el consenso de expertos consultado por Bloomberg prevé un recorte de la economía del 1,8% sobre el anterior trimestre y del 1,3% en tasa interanual. Alemania entró más tarde que España en la crisis, ya que en el verano aún registró un sorprendente crecimiento del 1,4%, por lo que su ajuste ha sido más precipitado.

Otros socios del euro, como Italia, sí pueden ratificar su entrada en recesión mañana, ya que enlazarán, previsiblemente, su segundo periodo en negativo.