Archivo de Público
Viernes, 13 de Febrero de 2009

"La víctima es el recuerdo del mal en Perú"

Claudia Llosa. Directora de ‘La teta asustada'

S. BRITO ·13/02/2009 - 08:00h

GRACIELA DEL RIO - Llosa en Madrid.

La teta asustada es la única película de coproducción española de la competición oficial de la Berlinale. Después de la sorprendente Madeinusa (2006), la cineasta peruana Claudia Llosa vuelve a la sierra de su país para tratarde hablar de las heridas abiertas. Lo hace con la misma actriz no profesional de su debut, Magaly Solier, y con la misma fascinación por los mitos y la confusión entre realidad y ficción, llevada, esta vez, a pantalla con un perfeccionismo estético que apabulla. La teta asustada se estrena hoy en nuestros cines.

¿Cómo llega a 'La teta asustada'?

Con Madeinusa había abierto un tema difícil: la incomunicación de dos culturas que conviven en una sola y que no se miran o que se miran desde lejos. Era una mirada sin edulcorantes, sin paternalismo. Y Madeinusa termina en este choque de las dos culturas. Necesitaba cerrar esa herida, encontrar un proceso de sanación. Empecé a leer sobre Sendero Luminoso, sobre la sierra peruana. Y entonces, leí sobre la teta asustada, un supuesto mal que transmiten las madres que fueron violadas en la época de Sendero. La idea me cogió del cuello y no me soltó.

Está fascinada porla mitología popularde su país, ¿por qué?

Me parece un método bellísimo de reparación simbólica. Me interesa la forma en que un pueblo encuentra la manera de contarse a sí mismo, de expresarse mediante sus mitos, cantos, todo lo inconsciente, que es una vía de limpieza de siglos y siglos.

¿Es limpieza y ataduraal mismo tiempo?

Ahí está la trampa. Lo que la película plantea es que cuando la protagonista, Fausta, se canta a sí misma no ocurre nada, hay un enconamiento. Pero cuando canta al otro, cuando se enfrenta, ocurren cosas, es capaz de sanar. Sabía que quería contar la historia de una mujer que florecía.

¿Era su intención convertir a Fausta en una encarnación de lo que le pasa a Perú?

Intento que Fausta sea Fausta, lo contrario sería pretencioso. Pero creo que logramos conectar con cosas sobre las que se debería reflexionar y hablar. Ella es el testimonio de tantas mujeres que por vergüenza, por no querer ser relacionadas con esa época, han optado por un silencio que se enquista. La víctima es vista como lo no deseado, algo que recuerda el mal, y eso es la teta asustada. Además, toca un tema que sucede también en España:lo difícil de enterrar el pasado. La película propone que no hay que tener miedo a no enterrar los muertos inmediatamente. Reivindica que no se les meta debajo de la cama para no verlos.

La voluntad estética es mucho mayor en esta película que en Madeinusa, ¿necesitaba embellecer lahistoria?

Es una historia tan dura que si no se canta y no se embellece, mal. Pero no estoy fotografiando postales. He trabajado mucho el concepto de desmembramiento en el cuadro, los cuerpos aparecen casi siempre como cortados. Hay intentos de contacto entre los personajes pero no se llegan a tocar. Era consciente de la dificultad de contar esta historia sin el debido cuidado en la pincelada.