Archivo de Público
Jueves, 12 de Febrero de 2009

Las principales aerolíneas quieren un pacto climático global

Reuters ·12/02/2009 - 11:09h

Cuatro destacadas aerolíneas pidieron el jueves que las emisiones de la aviación fueran incluidas en un pacto climático más amplio, después de que grupos ecologistas criticaran que el sector no estaba haciendo suficiente para combatir el cambio climático.

La decisión es el primer paso de las aerolíneas, que representan aproximadamente un 2 por ciento de la contaminación mundial, para abordar el debate sobre un pacto de emisiones con el que estarían contentas, en lugar de tener uno impuesto.

Air France/KLM, British Airways, Cathay Pacific, Virgin Atlantic [VA.UL] y el operador aeroportuario BAA, reunidas en Hong Kong, subrayaron una serie de principios que debe cumplir un nuevo pacto mundial para la aviación.

Grupos ecologistas como WWF dicen que la aviación no ha hecho suficiente para atajar la creciente proporción de contaminación por gases de efecto invernadero y deben pagar por sus emisiones, como otras grandes industrias.

Las emisiones de la aviación internacional suponen aproximadamente un 2 por ciento de la polución por la quema de combustibles fósiles y deforestación y se espera que siga creciendo a medida que la economía y la población crezcan.

Los grupos ecologistas y los gobiernos dicen que las aerolíneas deberían, como primer paso, integrar un marco comercial de emisiones.

"Esta es la primera vez que un grupo de aerolíneas se ha unido para pedir que la aviación sea incluida en un tratado por el cambio climático", dijo Dominic Purvis, de Cathay Pacific, a Reuters.

"Estamos contribuyendo al cambio climático y hemos de desempeñar nuestro papel", dijo Purvis, director general de la aerolínea para asuntos medioambientales.

Los países se reúnen a final de año en la capital danesa, Copenhague, para intentar acordar un pacto climático más amplio que sustituya al Protocolo de Kioto, la principal arma de las Naciones Unidas para combatir el cambio climático. La primera fase de Kioto concluye en 2012.

La idea es encontrar una forma para que los países en vías de desarrollo se comprometan a recortar emisiones e incluir a la aviación y a la navegación, que conjuntamente suponen el 5 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono, una quinta parte de los cuales procede de Estados Unidos, con 6.000 millones de toneladas al año.

La Organización Internacional de Aviación Civil de las Naciones Unidas ha estado trabajando durante más de una década para desarrollar un marco global para abordar las emisiones de aviación.

Purvis dijo que las cuatro aerolíneas discutirán las propuestas actuales para frenar las emisiones y alimentar las ideas del grupo para que la ICAO y otras aerolíneas intenten llegar a un acuerdo justo y ecológico que sea incluido en Copenhague.

"Lo mejor es tener algo eficaz, fácil de aplicar y rentable en lugar de esperar a que alguien más lo proponga y tome un curso de acción que puede ser no necesariamente adecuado para la aviación", dijo.

Las aerolíneas dijeron también que un nuevo pacto climático mundial para la aviación debería preservar la competitividad y evitar las distorsiones del mercado.

Muchas compañías dicen que sólo sería justa una aproximación global y criticaron la decisión de la Unión Europea de incluir a la aviación en el marco de emisiones del bloque desde 2012.

Las aerolíneas tendrán que pagar por sus emisiones en todas las rutas, no sólo en el espacio aéreo de la UE, una medida que muchas aerolíneas asiáticas de rutas de largo recorrido dicen que es injusta.