Archivo de Público
Jueves, 12 de Febrero de 2009

Joaquin Phoenix dice que no volverá a interpretar

Reuters ·12/02/2009 - 10:29h

Joaquin Phoenix insiste en que no pretende ser arrogante, pero que la interpretación ya no le emociona, a diferencia del hip-hop.

El actor dos veces nominado a un Oscar dice que no comprende la controversia que está rodeando su decisión de abandonar la interpretación por el mundo de la música hip-hop, a pesar de que se encontraba en lo más alto de su carrera, y afirmó que en realidad nunca pensó que le importara a nadie.

Phoenix, de 34 años, habló el miércoles acerca de su decisión y dijo que "Two Lovers" será su última película. En la cinta, que se estrena el viernes en Estados Unidos, comparte pantalla con Gwyneth Paltrow.

"Es un tema personal. No es un juicio acerca de otras personas o la industria. Simplemente ya no me emociona, no me queda nada por descubrir. Sé que suena arrogante, como si fuera un gran actor que ha hecho grandes cosas (...) pero conseguí mi idea del éxito", dijo el actor.

"Cuando la música sustituyó a la actuación, para mí, no hubo vuelta atrás (...) nunca quise ser actor tan solo por serlo, nunca deseé hacer dinero o ser famoso", sentenció el artista.

Joaquin, hermano del fallecido River Phoenix, fue reconocido en sus comienzos por papeles pequeños en filmes como "Todo por un sueño", de Gus Van Sant, antes de participar en grandes producciones de Hollywood como "Gladiator", que le valió su primera nominación al Oscar.

Su segunda nominación llegó por interpretar al cantante de música country Johnny Cash en la película biográfica "En la cuerda floja".

Ahora Phoenix tiene un nuevo estilo, con una larga barba, gafas oscuras y dice que el hip-hop fue siempre su pasión.

"El Hip-hop es algo que amo desde niño", explicó Phoenix. "Es el medio correcto para expresarme ahora", aclaró.

Su decisión se conoció hace pocos meses y fue una sorpresa en Hollywood.

Las reacciones, y una caída que sufrió mientras actuaba en un club nocturno de Las Vegas, ha hecho pensar a muchos de observadores de la industria que la situación es un engaño ideado por su cuñado Casey Affleck, que está registrando el cambio de Phoenix en un documental.