Archivo de Público
Jueves, 12 de Febrero de 2009

España entra en recesión tras la peor caída del PIB en 15 años

Reuters ·12/02/2009 - 10:21h

Por Manuel María Ruiz

España entró oficialmente en recesión cuando su producto interior bruto (PIB) encadenó en el cuarto trimestre de 2008 su segunda tasa intertrimestral negativa, la cifra más baja para el conjunto de 2008 en 15 años, entre la debilidad de la demanda, según los datos divulgados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La oficina española de Estadística sólo divulgó las tasas generales. El 18 de febrero anunciará la serie completa.

En el cuarto trimestre de 2008, el PIB español se contrajo un 1,0 por ciento intertrimestral desde el -0,3 por ciento revisado del trimestre anterior arrojando el dato más bajo desde el -1,1 por ciento del primer trimestre de 1993.

En el mismo período de 2008, la economía se contrajo un 0,7 por ciento interanual frente a un crecimiento del 0,9 por ciento en el tercer trimestre, lo que supone la cifra más baja desde el -1,5 por ciento del segundo trimestre de 1993.

en la línea de la última proyección del Gobierno -, frente al 3,7 por ciento de 2007.

Pese a que las tasas interanual e intertrimestral superaron en una décima las previsiones compiladas por Reuters y las del Banco de España, los expertos dijeron que estas cifras confirman la fuerte debilidad de la economía española, aunque había discrepancia sobre su evolución posterior.

"Los datos confirman la fuerte caída de la economía española y nosotros esperamos descensos más intensos en el primer semestre del año hasta tasas anuales del -2,2 por ciento", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en Madrid.

El Banco de España dijo en su último informe mensual que el pronunciado declive del crecimiento a lo largo de 2008 se debió a la intensa ralentización de la demanda nacional, que habría registrado una tasa de avance promedio del 0,4 por ciento en 2008 frente al 4,2 por ciento de 2007.

La agencia de calificación Moody's dijo el jueves en un informe que España, junto con Irlanda, se enfrenta a unos considerables riesgos respecto a sus finanzas públicas como el país más vulnerable de todos los que tienen la calificación más alta de 'triple A'.

En este escenario, la agencia de rating Standard and Poor's recortó recientemente la calificación de la deuda a largo del Reino de España a 'doble A' desde 'triple A'.

"Creo que el PIB del primer trimestre mostrará una caída fuerte y el ritmo se moderará posteriormente", en opinión de Martin Van Vliet, de ING.

El Gobierno, que ha previsto que la economía nacional vuelva a crecer en 2010 hasta una tasa del 1,2 por ciento, dijo recientemente que España está atravesando ahora su peor momento de la coyuntura.

Las previsiones del Ejecutivo apuntan a una contracción económica del 1,6 por ciento.

"La cifra de crecimiento anual será peor que la de la mayoría de los países europeos. La única esperanza es que se desplomen los tipos del Euribor", añadió Vliet.

"Espero una contracción del 2,7 por ciento en 2009 y un crecimiento cercano a cero en 2010", dijo el economista de ING.

Para el estratega de Citigroup en Madrid, Martínez, la economía española aún está lejos de haber tocado suelo.