Archivo de Público
Miércoles, 11 de Febrero de 2009

Sebastián: «Ya lo hemos vendido todo»

El ministro, que llegó tarde al acto, se define como «pararrayos» del Gobierno

A. M. V. ·11/02/2009 - 23:09h

“Ya lo hemos vendido todo”. Fue una de las pocas frases que, obviamente en tono jocoso, se le escuchó decir el pasado martes al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián. Acababa de conversar unos minutos con los responsables del fondo kuwaití KIA que habían acudido al acto auspiciado por el embajador del emirato en Madrid, Adil Hamad M. Al Ayyar.

Para ubicar al diplomático sobre el perfil del ministro, uno de los españoles presentes le definió como “un brillante economista”. Sebastián sonrió y lo negó con insistencia. A continuación y en el mismo tono de sorna, el titular de Industria apostilló: “El pararrayos del Gobierno, eso es lo que soy yo”.

El ministro fue –con permiso de Joan Laporta, presidente del F. C. Barcelona–, el invitado más rezagado, ya que se presentó con dos horas de retraso sobre la hora prevista (las siete de la tarde) y cuando buena parte de los asistentes (empezando por los empresarios más importantes) ya se había marchado.

Había disculpa, sobre todo teniendo en cuenta que la cita en la embajada ni siquiera figuraba en la agenda oficial del ministro para ese día: Sebastián, acompañado por Jorge Blázquez, estrecho colaborador del ministro y su asesor para asuntos internacionales, venía directamente del Congreso de los Diputados, donde la esperada comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para explicar la crisis se alargó más de lo esperado.