Archivo de Público
Miércoles, 11 de Febrero de 2009

Investigadores relacionan la obesidad con defectos de nacimiento

Reuters ·11/02/2009 - 12:05h

Por Michael Kahn

Las mujeres obesas son más propensas a dar a luz niños con espina bífida, problemas cardíacos, labio leporino y otros defectos, informaron el martes expertos británicos.

Los resultados del estudio, publicados en Journal of the American Medical Association, destacan el papel de la obesidad como un problema de salud importante y suman evidencia de que tener demasiado peso durante el embarazo implica riesgos tanto para la madre como para el bebé.

Katherine Stothard y sus colegas, de la Newcastle University en Gran Bretaña, combinaron datos de 18 estudios que observaron el riesgo de anormalidades en bebés cuyas mamás eran obesas o tenían sobrepeso.

Las mujeres obesas eran casi dos veces más propensas a tener un bebé con defectos del tubo neural, que son causados por el desarrollo incompleto del cerebro o la médula espinal, reveló la investigación. En el caso de la espina bífida, el peligro era más del doble.

Los expertos también detectaron más posibilidades de defectos cardíacos, labio leporino o paladar hendido, agua en el cerebro y problemas de crecimiento en las piernas y los brazos.

Hubo indicios de que sucedería lo mismo en las pacientes con sobrepeso, aunque la información no resultó suficiente para el equipo como para llegar a conclusiones definitivas.

Los autores resaltaron que debido a que las anormalidades de nacimiento afectan sólo a entre el 2 y el 4 por ciento de los embarazos, el riesgo absoluto de las mujeres obesas aún es bajo.

"La obesidad aumenta el riesgo de muchas complicaciones del embarazo y este artículo aclara que impacta en el riesgo de defectos congénitos, especialmente los del tubo neural y los cardíacos", dijo Loralei Thornburg, de la University of Rochester, que no participó en el estudio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que alrededor de 400 millones de personas son obesas en todo el mundo, incluidos 20 millones de niños de menos de 5 años. La agencia también indica que la cifra está en aumento.

La obesidad incrementa el riesgo de enfermedades como la diabetes tipo 2 y los problemas cardíacos y es cada vez un problema mayor para los ya colapsados sistemas nacionales de salud.

En tanto, investigaciones recientes han relacionado el peso con otros problemas durante la gestación.

"Las mujeres que están pensando en buscar un bebé necesitan controlar su propio peso primero y luego pensar en buscar ayuda si tienen sobrepeso", señaló durante una entrevista Judith Rankin, experta de la Newcastle University que trabajó en el estudio.