Archivo de Público
Martes, 10 de Febrero de 2009

Sindicatos y patronal prevén incorporar autónomos y empleados públicos al SIMA

EFE ·10/02/2009 - 14:42h

EFE - El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, durante la rueda de prensa que ofreció, tras firmar hoy con el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez, el IV Acuerdo para la Solución Extrajudicial de Conflictos, en la sede del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

Los sindicatos UGT y CCOO y las patronales CEOE y CEPIME impulsarán la incorporación de los autónomos y de los empleados públicos en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

Así lo anunciaron hoy los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo y de UGT, Cándido Méndez, y los presidentes de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y de CEPIME, Jesús Bárcenas, durante la firma del cuarto Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales (ASEC IV).

Los representantes sindicales y empresariales también explicaron que en los próximos tres meses prevén la adhesión al SIMA de grandes empresas y de sectores como el de la banca o el del ferrocarril para así dotar al convenio de "más eficacia".

Aún así, todos coincidieron en resaltar la "efectividad" que ha tenido el acuerdo en los últimos doce años, en el ámbito nacional y en las comunidades autónomas y agradecieron al SIMA su colaboración y al Ministerio de Trabajo, que facilite las "herramientas oportunas para llevar a cabo esta labor".

Díaz Ferrán explicó que, desde 1998, el SIMA han solucionado más de 1.800 conflictos entre los trabajadores y las empresas.

Concretamente, según recordó Cándido Méndez, en 2006 había 953.000 trabajadores afectados por estos procedimientos, mientras que en 2007 se alcanzaron 1.250.000.

Además, el total de los procedimientos que tramita el SIMA con las comunidades autónomas en su conjunto ascendió en 2006 a 2.650.000 de trabajadores afectados y a 4.100.000 en 2007.

Con la firma de este convenio, tanto las organizaciones sindicales como las empresariales pusieron de manifiesto su intención de seguir apostando por el diálogo social, al tiempo que subrayaron su necesidad especialmente en momentos como el actual "de crisis profunda y preocupante".