Archivo de Público
Martes, 10 de Febrero de 2009

Los ministros de Finanzas de la UE abordarán los activos tóxicos

Reuters ·10/02/2009 - 10:57h

La Comisión Europea sugirió el martes que los bancos europeos deberían ser presionados para que declaren rápidamente cuántos activos tóxicos tienen aún en sus balances, a cambio de la ayuda del Gobierno para su sector.

Los ministros de Finanzas de los 27 estaban reunidos en Bruselas y tenían previsto abordar el tema, que se considera crítico para restaurar la confianza y elevar los niveles de crédito, ambas cuestiones vitales para combatir la recesión.

El ministro de Finanzas británico Alistair Darling dijo que se deberían considerar todas las opciones para abordar el tema de los activos impagados o innegociables, que han infectado los balances de los bancos desde que se derrumbó el auge de los derivados de la deuda hipotecaria en 2007.

Esta es una de las principales preocupaciones, que las potencias económicas del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7) tocarán cuando sus ministros de Finanzas se reúnan en Roma al final de la semana, sostuvo.

En Estados Unidos, el secretario del Tesoro Timothy Geithner tenía previsto revelar a lo largo del día los planes de Washington sobre el tema.

La República Checa, que actualmente ostenta la presidencia rotatoria de la UE y tiene intención de organizar una cumbre de urgencia por la crisis económica en las próximas semanas, dijo que no estaba claro que los ministros acordaran algo definitivo sobre los bancos en las conversaciones del martes.

"Es un tema delicado", dijo a la prensa el ministro checo de Finanzas, Miroslav Kalousek.

"Hoy no habrá un acuerdo sobre una metodología única de cómo lidiar con los activos tóxicos. Esperamos avanzar en estas negociaciones y pediremos a la Comisión (Europea) que trabaje más en ello".

Praga está furiosa con París después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, sugiriera recientemente que las automotrices francesas deberían trasladar su producción de vuelta a Francia desde las plantas en la República Checa.

"La presidencia (de la UE) piensa que el mayor riesgo, de momento, es el riesgo del proteccionismo", dijo Kalousek.

"Hay algunas señales fuertes de que el primer ministro (checo) ha decidido organizar una cumbre lo antes posible, para que todos los jefes de Estado y de Gobierno digan un 'no' claro al proteccionismo", agregó.