Archivo de Público
Martes, 10 de Febrero de 2009

Sanidad retira un lote de la vacuna contra el VPH

Dos niñas, ingresadas graves en Valencia tras recibir Gardasil

AINHOA IRIBERRI ·10/02/2009 - 08:00h

Público - El Ministerio suministra la vacuna a las niñas de entre 11 y 14 años.

Dos niñas de 14 años se encuentran ingresadas en estado grave en el Hospital Clínico de Valencia tras recibir la semana pasada la dosis de recuerdo de la vacuna Gardasil frente al Virus del Papiloma Humano (VPH), que administran de forma gratuita las administraciones a todas las menores de esta edad.

Según informó la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, ambas pacientes recibieron dosis de la vacuna del lote NH52670 de la marca Gardasil, una de las dos inmunizaciones comercializadas frente a los subtipos del VPH responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello de útero.

La primera de las menores que, según informó su padre a Efe, ha permanecido en la UCI hasta el domingo, empezó a encontrarse mal el pasado miércoles, 10 minutos después de recibir la segunda dosis consta de tres de la vacuna frente al VPH. "La ingresaron en urgencias y, al seguir con las convulsiones, la subieron a la UCI", relató el progenitor de la niña.

La segunda afectada se encuentra estable en la UCI, donde ingresó tras serle inyectada también una dosis de la vacuna del mismo lote. La Consejería no ha dado más datos sobre el estado de salud de las menores.

El laboratorio fabricante de Gardasil, Sanofi Pasteur MSD, afirmó en un comunicado que "no hay razón para creer" que haya una relación causal entre los efectos adversos y la vacuna de la que, recordó, se han administrado en el mundo más de 40 millones de dosis. "En los dos casos parecen existir causas alternativas que podrían explicar estos síntomas", explica el laboratorio que, "en cualquier caso, desea una pronta recuperación de las dos personas afectadas".

La vacuna frente al VPH ha estado rodeada de polémica desde su aprobación, en agosto de 2007, debido al elevado coste de su inclusión en el Sistema Nacional de Salud, que según los expertos ascendería a alrededor de 50 millones de euros.

Sanidad se hace cargo de las tres dosis de la vacuna para las niñas de entre 11 y 14 años. En teoría, es en este segmento de edad donde la inmunización sería más eficaz, ya que se supone que las menores no habrían mantenido relaciones sexuales y no habrían, por lo tanto, entrado en contacto con el VPH.

En EEUU, el grupo de consumidores Judicial Watch cuestionó la seguridad de Gardasil por los efectos adversos declarados al organismo encargado de fármacos y alimentos en EEUU, la FDA.

Muertes sin relación causal

La denuncia, hecha pública en julio del pasado año, utilizaba los datos del Sistema de Avisos de Efectos Adversos de Vacunas (VAERS), a través del que se declararon 18 muertes en mujeres que habían recibido la vacuna, aunque sin establecer una relación causal.

Las críticas provocaron la reacción de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de EEUU, que reconocieron que el 6% de los efectos adversos registrados entre usuarias de la vacuna eran graves con resultado de hospitalización, discapacidad o muerte.

Sin embargo, afirmaron, estos habían sido "analizados cuidadosamente por expertos médicos, que no encontraron un patrón común en los efectos declarados". Por esta razón, tanto los CDC como la FDA reafirmaron la seguridad del producto.

En España, la inclusión en el SNS de la vacuna hizo que un grupo de médicos promoviera una moratoria en su aplicación. El profesor de la Escuela Nacional de Sanidad Juan Gérvas, uno de los impulsores de la iniciativa, señaló a Público que, a su juicio, "debería suspenderse la vacunación" para realizar análisis exhaustivos no sólo del lote en cuestión, sino de todos. De las 75.582 dosis del lote, 21.272 fueron adquiridas por las administraciones públicas, la mayoría por la Comunidad Valenciana. El resto se distribuyó a las farmacias y también se ha ordenado su inmovilización.