Archivo de Público
Martes, 10 de Febrero de 2009

"Ponemos en la palestra un tema controvertido"

Actor. Encarna al rey en una ‘tv movie’ sobre el 23-F que hoy emite La 1.

MARTA HUALDE ·10/02/2009 - 08:00h

MARTA HUALDE - El actor ya hacía teatro cuando fue el golpe de Estado.

Duda de si es el papel más difícil que ha interpretado, pero, a pesar del "vértigo" que le dio, Lluís Homar (Barcelona, 1957) no se lo pensó dos veces cuando le ofrecieron el papel del rey de España en 23-F, el día más difícil del rey, cuyo primer capítulo emite hoy La 1 a las 22 horas.

Asegura que el guión es «muy respetuoso» con lo sucedido el 23-F

¿Qué pensó cuando le ofrecieron el papel de rey?

De entrada, sentí cierto vértigo y respeto por ser una figura tan reconocible. Pero tratar un momento tan crucial de nuestra historia y las garantías que me dio el guión son ingredientes que pesaron más.

¿Es el más difícil de su vida?

Cree que la persona que más defraudó al rey fue Alfonso Armada

No sé si es el más difícil, pero sí es la primera vez que hago de alguien que está vivo. Creo que es un proyecto hecho con alma. Aunque me dí cuenta de que nos estábamos poniendo en el punto de mira, me sentí muy arropado. Fue apasionante y una experiencia maravillosa.

¿Cómo se preparó?

Se trataba de sugerir y crear la convicción de que éramos la familia real. Tuve contactos con imitadores, aunque ellos le parodian y en mi caso se trataba de jugar a ser. TVE nos prestó un montón de material y leí el libro de Villalonga.

¿Le hubiera gustado consultarle?

Sí, pero me imaginé que no era posible. Creo que ni se intentó, que sólo se comunicó a la Zarzuela que se iba a hacer.

La tv movie narra como vivió el rey el 23-F, ¿cómo cree que se sintió?

El guión intenta ser muy respetuoso con todo lo que sucedió, objetivamente hablando. Lo principal fue pensar que Juan Carlos era el jefe de las fuerzas armadas y que se le rebelaban sus inferiores. También, intentar saber que es una persona que tiene su genio, que es un militar, que ha vivido la vida en los tres ejércitos..., una serie de detalles para ir recomponiendo un puzzle. Eso sí, sabiendo que históricamente, ese día fue clave para la Corona y el rey. No cambió los sentimientos republicanos o monárquicos pero sí hubo algo hacia la persona: la mayoría de España se hizo juancarlista.

¿Se definiría como republicano?

Si tuviera que acercarme a algo, estaría más cercano a un republicano, pero la figura de Juan Carlos me despierta respeto y el reconocimiento a su papel para la consolidación de la democracia en este país.

¿Quién cree que defraudó más al rey ese día?

Alfonso Armada. Es la traición del gran amigo. Eso está muy presente en la película: el dolor, la rabia, la frustración Para Juan Carlos fue un golpe muy duro desde muchos aspectos, pero lo de Alfonso Armada fue el peor.

¿Era necesario hacer una tv movie sobre ese día?

Absolutamente. Es una página de nuestra historia reciente tan decisiva que tiene mucho sentido recordarla en una televisión pública y contarla a los jóvenes. Me siento orgulloso de contribuir a contar eso.

¿Puede sentar mal a alguien?

No lo sé. Creo que nadie pone en duda el juancarlismo, aunque la monarquía es cuestionada. Es verdad que es poner en la palestra un tema que despierta controversia, pero no nos inventamos nada.

¿Qué debe esperar la audiencia del telefilme?

Sirve para aclarar cosas, como los entresijos de la madeja interior, pero no todas, porque mucha parte de la letra pequeña seguirá siendo un misterio. Objetivamente hay cosas muy bien retratadas y otras en las que imaginamos cómo fueron las emociones de esas personas.

¿Cree que el rey la verá?

No lo sé, pero me gustaría.

¿Cómo vivió usted el 23-F?

Tenía 24 años y hacía teatro. Llevé a Albert Boadella a esconderse por su precariedad personal de esos momentos con la justicia. Luego, me pegué a la tele toda la noche. Al día siguiente, me fui a una clase de voz y vi en directo el discurso del rey.