Archivo de Público
Martes, 10 de Febrero de 2009

El viento deja a toda Galicia sin clases

Las ráfagas superaron los 150 kilómetros por hora en algunos municipios

MARIOLA MORENO ·10/02/2009 - 08:00h

EFE - Paraguas destrozados tras el temporal gallego.

Un nuevo temporal de viento y lluvia ha vueltoa golpear Galicia, que permaneció en alerta hasta la pasada medianoche. Las fuertes ráfagas de viento, que llegaron a superar los 155 kilómetros por hora en el municipio coruñés de Cedeira, dejaron en casa a casi medio millón de escolares.

Este temporal, provocado por la borrasca bautizada como Quinten, derribó árboles y vallas, lo que causó problemas en buena parte de la red secundaria de carreteras. Las intensas lluvias caídas anegaron, además, bajos y viviendas en varios municipios de A Coruña, Lugo y Pontevedra.

Cuando muchos núcleos rurales todavía no habían recuperado la normalidad tras el paso hace apenas 15 días del ciclón Klaus que provocó la interrupción del suministro eléctrico y telefónico en miles de domicilios de la región, el fuerte viento racheado volvió ayer a causar problemas en el suministro eléctrico.

Según la Consejería de Industria, 10.000 abonados permanecían sin luz al cierre de esta edición. Parques públicos y polideportivos también permanecieron ayer cerrados con el fin de evitar daños personales. Educación decidió suspender las clases en todos los niveles de la enseñanza no universitaria, lo que dejó a más de 400.000 escolares en casa.

Tampoco la práctica totalidad de las flotas de A Coruña, Pontevedra y Lugo salieron a faenar, debido a las malas condiciones que presentaba el mar. Un pescador levantó la alerta durante la tarde en la ría de Noia, al permanecer desa-parecido durante 10 horas.

A pesar de que todas las previsiones apuntan a que el temporal que afecta al norte peninsular amainará en los próximos días, Protección Civil recomienda que se aseguren "puertas y ventanas, así como todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública".

También recomienda no caminar por debajo de cornisas, árboles o muros en construcción que sufrieran riesgo de desplome. Asimismo, ha aconsejado a los conductores que extremen las precauciones, especialmente en la salida de los túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados.

Interior aconsejó también a las personas que se encuentren en zonas marítimas que se alejen de las playas y de otros lugares de baja altitud que puedan resultar afectados por la subida de las mareas.

Para hoy, aunque se prevé que el viento sea menos fuerte, la situación meteorológica seguirá siendo inestable, con cielos nubosos que darán origen a precipitaciones, que pueden ser de granizo. La cota se nieve se situará por encima de los 700 metros. Las temperaturas, por último, experimentarán previsiblemente un descenso, entre ligero y moderado.