Archivo de Público
Lunes, 9 de Febrero de 2009

La exportación de gas de Argelia podría decepcionar a Europa

Reuters ·09/02/2009 - 13:06h

Por Tom Pfeiffer

El incremento de las exportaciones de gas de Argelia podría decepcionar a los estados europeos que intentan reducir su dependencia de Rusia debido al modesto tamaño de los últimos yacimientos y al cauto desarrollo de los recursos.

La crisis de suministro desatada con la disputa entre Rusia y Ucrania ha sumado urgencia a los intentos europeos de diversificar sus puntos de entrada de gas.

Argelia, el tercer proveedor de gas de la Unión Europea, va a aumentar sus exportaciones con el nuevo gasoducto a España e incrementar la capacidad de los gasoductos ya existentes a España e Italia.

Sin embargo, los irregulares resultados a la hora de atraer firmas extranjeras para nuevas inversiones en exploración y producción sugieren que podría ser difícil lograr importantes aumentos de producción en el largo plazo.

Tan sólo cuatro empresas extranjeras lograron permisos de exploración de crudo y gas en la ronda de concesión de licencias de diciembre y 11 zonas no atrajeron ninguna oferta.

La ronda fue la primera que tuvo lugar bajo una ley de 2006 que da al gigante estatal argelino Sonatrach el derecho a tener un mínimo del 51 por ciento en cualquier contrato de exploración de gas y crudo otorgado a un grupo extranjero.

Varios analistas dijeron que la ley pone de manifiesto la tendencia global de nacionalizar recursos naturales y que encaja con un entorno de elevados precios del crudo, pero que parecía demasiado restrictiva tras el desplome de los precios del crudo.

"Hay preguntas sobre si habrá suficiente inversión para mantener la producción de gas de Argelia en el largo plazo", dijo Jonathan Stern, analista del Instituto Oxford para Estudios Energéticos.

"Creo que vamos a ver una pausa pero es difícil saber cuándo", añadió.

El ministro argelino de Energía y Minas, Chakib Jelil, dijo el mes pasado que Argelia estaba preparada para aumentar las exportaciones de gas a Europa si los contratos existentes lo permitían. El ministro culpó a la débil economía global por los resultados de la ronda de licencias de diciembre.

Eni, Ruhrgas (perteneciente a E.ON), Gazprom y BG Group Plc.

Sin embargo, durante un seminario industrial el 28 de enero, Jelil dijo que el volumen de descubrimientos estaba por debajo de la media mundial y que se necesitaban nuevas propuestas para revitalizar la exploración de petróleo y gas.

Argelia necesita "descubrir pozos intermedios entre los gigantes en Hassi Messaoud y Hassi Rmel y los otros pequeños descubiertos en la última década", agregó el ministro.

Jon Marks, del boletín industrial Africa Energy, dijo que los débiles resultados de la última ronda de licencias han abierto un suave debate en Argelia sobre si Sonatrach necesita a los gigantes petroleros extranjeros para lograr sus objetivos.

"Hay opiniones de que Sonatrach tiene la capacidad y la gente y que siempre puede recurrir a contratos de ingeniería para llevar a cabo el trabajo", agregó.

SUAVIZAR LOS TÉRMINOS

Funcionarios de Industria dijeron, a condición de mantener su anonimato, que había habido interés real en muchos de los bloques ofrecidos, pero que los argelinos podrían haber sido demasiado ambiciosos. Algunas de las zonas abiertas a licencia no eran de las más prometedoras del país, dijeron.

"Hay una creciente percepción de que Argelia no es un lugar tan competitivo para operar y los márgenes no son tan buenos como en otros lugares de exploración", dijo Marks. "Todo esto significa que debería haber cierta relajación en las condiciones argelinas si quieren atraer a más gente".

Los analistas dicen que la inversión en infraestructura parece estar progresando bien a pesar de que el año pasado se registraron algunos problemas, incluyendo el desacuerdo con socios españoles que ralentizaron el desarrollo de un gran proyecto de gas en Gassi Touil.

Sonatrach, al igual que otros grandes productores de gas, también se enfrenta al aumento de los costes de producción y a una escasez de personal en la industria energética, que aumenta la competitividad por plantilla.

El gigante argelino continúa trabajando en el proyecto de Gassi Touil y el redesarrollo de una planta de gas natural licuado en el puerto de Skikda, que fue dañada por un incendio.

El gasoducto a España, de 8.000 millones de metros cúbicos (bcm) de capacidad, entrará en funcionamiento en la segunda mitad del año. Además, se está trabajando en un nuevo tubo a Italia.

Para algunos expertos, la clave está ahora en que Europa construya suficientes interconexiones de gas para asegurarse que más países logran mejor acceso al gas argelino.

Responsables españoles dicen que Medgaz ofrecerá a Europa una importante ruta de suministro. Por el momento, sin embargo, España sólo tiene la infraestructura necesaria para suministrar a Francia una mínima proporción del gas de Medgaz.

Argelia dice que tiene los recursos para continuar con un ambicioso plan nacional de desarrollo durante años, incluso si los precios del petróleo se mantienen bajos. Los planes para impulsar la producción eléctrica interna podrían reducir más la cantidad de gas disponible para exportaciones.

"No se sabe hasta qué punto Argelia quiere continuar expandiendo sus exportaciones de gas a Europa", dijo Stern. "Tiene un plan bastante agresivo de expansión doméstica, incluso a pesar de que podría parecer mucho menos rentable", añadió.