Archivo de Público
Lunes, 9 de Febrero de 2009

Malikian dice que la música de Bach es la más cercana al Universo

EFE ·09/02/2009 - 10:47h

EFE - El violinista Ara Malikian, durante una presentación en la Jornada Infantil de la 69 Quincena Musical de San Sebastián. EFE/Archivo

El violinista libanés y concertino de la Orquesta Sinfónica de Madrid, Ara Malikian, aseguró en una entrevista con la Agencia Efe que la música de Bach es la más cercana al Universo, es más, añadió, todos los compositores beben de Bach.

Malikian, que viajó a Tenerife para participar en el Museo de la Ciencia y el Cosmos en el espectáculo "El Universo con Bach", declaró que nunca se han encontrado manuscritos de Bach con bocetos a lápiz, porque todos están escritos en tintas, sin tachaduras, "su genio va más allá de la música".

Para este violinista es "fascinante" contemplar los manuscritos de Bach e ilustrar de este modo su admiración hacia Johann Sebastian Bach, quien "introdujo en su música el concepto esotérico de la numerología, una verdadera arquitectura dentro del manuscrito, con un número clave que es el 78, se me pone la piel de gallina aunque no esté nada demostrado".

De sólida formación clásica, Ara Malikian no desprecia músicas populares como el flamenco, el jazz o el tango; al contrario, considera "una palabra fea" el calificativo de purismo para la música clásica, cuando una "mezcla de músicas y de influencias culturales es mucho más enriquecedora ", asegura.

Quizás su gusto por la fusión le viene de familia, ya que nació en Líbano de padres armenios hace ahora 40 años.

A los 15 años y para dejar atrás vivencias extremas se trasladó a estudiar a Alemania e Inglaterra, por eso reconoce que "cuando eres un niño no te das cuenta de las dificultades, pero ahora aprecio la suerte que tengo porque puedo hacer todo lo que quiero".

Ara Malikian siente un profundo respeto por la naturaleza y "como la música, es sencilla, te emociona o no", dice, por eso "no hay personas que se queden frías al escuchar música", para reconocer que la siente "más como una emoción que como una sucesión de imágenes".

De hecho, durante el espectáculo Malikian se pasea entre el público tocando su violín a oscuras mientras en la pantalla se suceden imágenes celestes.

"El Universo nos afecta en nuestro estado de ánimo y la música nos afecta igual en nuestra manera de ser", de ahí que el intérprete esté convencido del poder terapéutico de la música, "nos cambia por dentro", señala.

Para añadir que no hay que ser ningún experto para saber escuchar, simplemente "hay que tener tiempo para ello".

En la puesta en escena de "El universo con Bach" acompañan a Malikian su amigo el armenio Sergei Mesropian, quien asegura que "las emociones son lo mejor de nuestra vida, y sentirlas significa vivir".

Sergei Mesropian dice que ni el universo ni la música tienen fronteras, porque son "el comienzo de la vida y todo eso está en Bach".

El músico y astrónomo Telmo Fernández ejerce un doble papel en esta puesta en escena, ya que por un lado narra de forma didáctica los fenómenos del Universo más significativos y por otro interpreta a la guitarra determinadas piezas de Bach.

El cuarteto lo completa Carlos Oramas, profesor del Conservatorio de Música de Las Palmas de Gran Canaria y enamorado de la música barroca, quien considera un privilegio participar en este espectáculo, del que dice que ha habido un buen entendimiento en el grupo en la sesión de estreno.