Archivo de Público
Lunes, 9 de Febrero de 2009

Hamás e Israel negocian un alto el fuego con canje de prisioneros

Si se aprueba, la tregua durará 18 meses y sólo afectará a la franja de Gaza

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·09/02/2009 - 08:00h

mohammed saber / efe - Civiles palestinos, cuya vivienda fue destruida por los bombardeos israelíes en Gaza, se calientan con una fogata en Beit Lahiya.

Los contactos indirectos entre Israel y Hamás con vistas a la consecución de un alto el fuego en la franja de Gaza se han intensificado en las últimas horas, y en medios políticos de las dos partes no se descarta que se logre un compromiso en cuestión de días o semanas.

Sobre la mesa se encuentra un documento que teóricamente han presentado los egipcios, aunque evidentemente el texto habría surgido de Israel, que contiene cuatro puntos a los que Hamás debe responder.

El líder de Hamás en Gaza, Mahmud al Zahhar, viajó ayer a Damasco para discutir la propuesta con la dirección de Hamás en el exilio y se espera que pronto se anuncie si la aceptan o si exigen nuevas contrapartidas.

El documento consta de cuatro apartados. El primero dice que el alto el fuego tendrá una duración de 18 meses y sólo afectará a la franja de Gaza. Israel deseaba una tregua "abierta", sin ningún plazo, pero Hamás se ha salido con la suya al insistir en limitarla a un año y medio.

El segundo punto prevé una reapertura completa de los pasos que comunican Israel con la franja de Gaza, por donde se autorizaría la entrada de bienes y alimentos sin más restricción que los bienes relacionados con armamento.

El documento contempla la apertura del paso de Rafah, el único punto de entrada y salida de palestinos en Gaza, diciendo que este paso será gestionado por funcionarios de la Autoridad Palestina leales al presidente Mahmud Abás, aunque Israel y Egipto han aceptado que haya una "presencia" de funcionarios de Hamás.

El último punto tiene que ver con la liberación del soldado Guilad Shalit, que las milicias palestinas capturaron hace más de dos años y medio y que desde entonces ha sido prisionero de Hamás.

Sin embargo, los fundamentalistas quieren desvincular a Shalit de todo lo demás y condicionan su libertad a la liberación de más de un millar de prisioneros palestinos que hay en las cárceles israelíes.

Ehud Olmert desea solucionar este problema antes de dar el relevo al nuevo Gobierno pero hasta ahora se ha resistido a liberar a prisioneros que fueron condenados por haber participado en atentados que terminaron con la muerte de judíos, una medida que sería muy impopular.

Citando fuentes palestinas, el diario Al Hayat informó de que Israel ha aceptado liberar a las mujeres, los niños, los ministros y los diputados de Hamás, pero rechaza excarcelar a 25 prisioneros de larga duración.

Liberación de Barguti

Las mismas fuentes indicaronque entre los prisioneros que Israel liberará figura Marwan al Barguti, uno de los principales líderes de Fatah, que en 2004 fue condenado a cinco cadenas perpetuas, pero no Ahmad Saadat, el número uno del Frente Popular para la Liberación de Palestina.

Barguthi es un personaje muy apreciado por los palestinos, que siempre ha defendido la negociación con Israel pero que al mismo tiempo se ha mostrado partidario de mantener la lucha armada hasta que Israel acepte retirarse de los territorios ocupados.

El tiempo le ha dado la razón, porque Israel no sólo no se ha retirado de Cisjordania bajo un Gobierno tan dócil como el de Mahmud Abás, sino que ha consolidado e incrementado la construcción en los asentamientos judíos.

Saadat fue condenado a cadena perpetua por la muerte del ministro Rehavam Zeevi en 2001. Según la sentencia, Saadat ordenó ese asesinato en represalia por el asesinato unos meses antes del anterior líder del FPLP.