Archivo de Público
Jueves, 22 de Noviembre de 2007

La Guardia Civil detiene a 40 personas en un nuevo golpe contra la pornografía infantil en España

La operación ha sido desarrollada en una veintena de provincias españolas "con gestiones policiales adicionales en Estados Unidos y Sudamérica"

EFE ·22/11/2007 - 13:09h

La Guardia Civil ha detenido a 40 personas en 12 Comunidades Autónomas en una operación contra la pornografía infantil. Todos están acusados de un presunto delito de corrupción de menores y de posesión de pornografía infantil. Hay otras siete personas imputadas por los mismos hechos.

La investigación comenzó hace un año y en este periodo la Guardia Civil ha analizado 72.000 mensajes de móvil, ha practicado 45 registros domiciliarios y ha intervenido más de un centenar de teléfonos móviles y 3.000 archivos pedófilos en formatos de video e imagen, además de numerosos soportes de almacenamiento digital con sus correspondientes reproductores (CD, DVD, tarjetas de memoria y discos duros), según ha informado en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa.

La operación se inició a raíz de una denuncia que presentó en Tudela (Navarra) un vigilante de seguridad, quien explicó que había recibido en su teléfono móvil un archivo pornográfico totalmente ajeno a su persona y a su entorno, aseguró Ripa.

No es delincuencia organizada 

Las personas detenidas no forman parte de una red de delincuencia organizada. Según las investigaciones, se trata de grupos de personas que, utilizando el anonimato, a través de líneas de teléfono prepago, mensajes SMS y MMS, sin conversaciones directas, intercambiaban imágenes o vídeos.

Los autores contactaban entre sí a través de canales de diferentes operadores de telefonía móvil con nombres como 'Sexoinfantil' o 'Sexo con menores'. Alguno de los detenidos inició sus contactos mediante mensajes insertados en canales de televisión local.

En estos canales los detenidos se identificaban con 'nicks' o pseudónimos que cambiaban frecuentemente, lo que dificultaba la labor de los investigadores. Las edades de los niños que aparecen en las imágenes y vídeos eran generalmente inferiores a los diez años.

Las detenciones se han llevado a cabo en Asturias, Murcia, Andalucía, Cataluña, Valencia, País Vasco, Galicia, Extremadura, Madrid, Canarias, Cantabria, Castilla y León.