Archivo de Público
Domingo, 8 de Febrero de 2009

Inmersión en las cloacas del pasado

Tres buenas películas de Schmid, Tavernier y Farhadi suben el listón del festival de cine de Berlín

GUILLEM SANS MORA ·08/02/2009 - 08:00h

Reuters - Kerry Fox, soberbia en Storm.

La Berlinale propinó el sábado un sopapo de campeonato a quienes creen que es mejor echar tierra sobre el pasado. El alemán Hans-Christian Schmid lo hizo con Storm, sobre una fiscal de La Haya acosada no sólo por la mafia serbia, sino también por políticos de Bruselas y por los propios jueces de la ONU. "Criticamos que el tribunal tenga que trabajar bajo presión de tiempo", dijo Schmid sobre una Corte Penal que se cerrará el año que viene. La película se llevó largos aplausos y fue un éxito absoluto para su protagonista, Kerry Fox, en su esplendoroso regreso a Berlín después del Oso de Plata a la mejor actriz que se llevó en 2001 con Intimacy, de Patrice Chéreau.

Lejos del telefilme

Schmid, que concursó por última vez en 2006 con Réquiem, no ha basado su historia en ningún caso real, sino que ha sumado distintos elementos para crear su propia ficción. No quiso hacer un documental porque "hay cosas que no se pueden expresar documentalmente, porque lospersonajes no se dejan observar en la vida real". La película es muy buena: no muy cerca de Testigo de cargo, pero muy lejos de un telefime.

Si las masacres serbias son el pasado que persigue a Fox y a sus desprotegidos testigos bosnios, Tommy Lee Jones se ve acosado por fantasmas de la guerra civil de EEUU en In the electric mist, de Bertrand Tavernier. El maestro francés puso el listón muy alto con este soberbio thriller, ambientado en la Louisiana post-Katrina. Lee Jones nos ofrece un detective duro y cariñoso empeñado en drenar de cadáveres adolescentes las ciénagas de Nueva Orleans. "El huracán está ahí, grande como una montaña", explicó Tavernier al explicar su elección de trasladar a nuestros días la acción de una novela de James Lee Burke que transcurre a finales de los años ochenta.

También el iraní Asghar Farhadi presentó a concurso un trabajo magnífico, About Elly, película coral en la que indaga en los secretos y mentiras de una familia en una excursión al Mar Caspio. "La imagen de Irán en el exterior es la punta del iceberg, yo he buceado más abajo", explicó el director. Tuvo que justificarse así porque le llovieron preguntas sobre la situación de la mujer . Fahradi ignoró esas preguntas y calificó de "rumores" la información que hablaba de presiones del Gobierno iraní para no ir Berlín. Se defendió con todo el derecho: su película no va de eso. Además, About Elly se estrenó ayer en Teherán.