Archivo de Público
Jueves, 22 de Noviembre de 2007

Polémica por la retransmisión de Telemadrid

La cadena cambia un punto de cámaras para que no enfoquen la sede del PP

MIGUEL ÁNGEL NIETO ·22/11/2007 - 07:04h

La Dirección de Telemadrid recibió el pasado lunes orden de cambiar la posición de las cámaras para la cobertura de la manifestación del próximo sábado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que preside Francisco José Alcaraz, con el fin de que no aparezca en ningún momento la imagen de la sede del Partido Popular, en la madrileña calle Génova, por cuyo frente transcurrirá la manifestación.

El realizador del evento seleccionó un punto de enfoque desde las proximidades de la Audiencia Nacional para cubrir el recorrido a lo largo de la calle Génova en la que se vería inevitablemente la sede del Partido Popular.

La posición de esa cámara, parte de las unidades móviles que desplegará la cadena autonómica, fue censurada por la dirección de Telemadrid con el fin de que el PP no pareciera directamente implicado en una manifestación en la que presumiblemente no estará presente ni siquiera el presidente del partido, Mariano Rajoy, quien tiene un acto en ese mismo momento en Almería.

En el entorno de Informativos de la cadena ayer mantenían que aún no se ha decidido el tiro de cámara con el que se cubrirá esa zona ya que es la primera vez que la manifestación trascurre frente a la sede popular. Otras fuentes de Telemadrid, sin embargo, aseguraron que la decisión depende de órdenes políticas.A costa de los madrileños

La AVT desconocía ayer los detalles de esta decisión, presumiblemente procedente de la Comunidad de Madrid. En cualquier caso, Telemadrid es la única cadena autorizada para retransmitir la manifestación, cuyo coste se estima en unos 120.000 euros, incluyendo los salarios del personal implicado.

La manifestación tendrá tres puntos de cobertura por parte de Telemadrid: en la Plaza de Alonso Martínez, en Génova (sin que se vea la sede del PP) y en la Plaza de Colón. La señal que venderá la cadena autonómica al resto de las televisiones no sobrepasará en ningún caso la cifra de 10.000 euros, con lo que los contribuyentes madrileños habrán financiado con más de 100.000 euros la retransmisión de la manifestación.

El PP enviará una amplísima delegación de dirigentes a la convocatoria de la AVT, al igual que ocurrió en anteriores marchas.