Archivo de Público
Viernes, 6 de Febrero de 2009

El Gobierno aprueba crear un registro de medidas cautelares

Jueces, fiscales y cuerpos de seguridad accederán al protocolo, diseñado para evitar un nuevo caso Mari Luz

C. VALMORISCO ·06/02/2009 - 21:00h

EFE - La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

A partir de ahora los órganos judiciales dispondrán de una herramienta más para ponderar y valorar sus decisiones. El Consejo de Ministros autorizó ayer la creación de un Registro de Medidas Cautelares, Requisitorias y Sentencias No Firmes, a través de la aprobación de un Real Decreto que regulará el Sistema de Registros Administrativos de Apoyo a la Administración de Justicia. Este nuevo registro, al que podrán acceder tanto la Fiscalía como la Policía y la Guardia Civil, facilitará información sobre la existencia de órdenes en vigor de busca y captura o de detención y puesta a disposición de los imputados.

Tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, subrayó la importancia de esta decisión del Gobierno y la encuandró como "un paso más en el camino de la modernización" de la Justicia. A su juicio, con este registro jueces y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado podrán "compartir la misma información y actuar con mayor celeridad".

Aunque la número dos del Gobierno desvinculó la creación de este registro como destino único para delitos de carácter sexual, sí reconoció que ayudará mucho en este ámbito, por el "control" que ejercerá sobre unos actos con "alto grado de reincidencial", matizó. De la Vega fue contundente con la seguridad del nuevo registro, sometido a la misma Ley de Protección de Datos que los otros cuatro existentes hasta ahora, informa Ana Pardo de Vera.

Fernández de la Vega encuandró la medida como "un paso más en el camino de la modernización"

La creación del registro de Medidas Cautelares aprobada ayer supone la primera fase de un proceso que pretende interconectar las bases de datos que ya existen. Entre ellas, la de Penados, las Requisitorias y las de Víctimas de la Violencia Doméstica.

Ésta última, será una de las primeras en estar interconectadas con el registro recién aprobado. El resto de los registros, según explicó ayer el Gobierno, se integrarán "en una fase posterior" y formarán un único sistema de información.

Se trata, entre otras medidas, de eliminar duplicidades, así como contradicciones o trabajos innecesarios dentro del proceso judicial. Además, este proyecto contribuirá a la casi total eliminación del papel y a garantizar la confidencialidad de los datos.

"La primera piedra"

El Gobierno se comprometió a la puesta en marcha del Registro de Medidas Cautelares a raíz del caso Mari Luz, la menor presuntamente asesinada por Santiago del Valle, quien en el momento del crimen se encontraba en libertad pese a tener una condena por abusos a su hija.

Juan José Cortés, el padre de la pequeña, fue una de las primeras personas en reaccionar ayer. En declaraciones a Europa Press, calificó la medida del Gobierno como una "necesidad urgente". Aún así, aseguró que aún quedan algunos cambios por hacer, entre ellos, subrayó, interconectar todos los juzgados de España, un endurecimiento de las penas "a ciudadanos que no se puedan reinsertar en la sociedad", así como una reforma de las medidas disciplinarias contra los errores judiciales.