Archivo de Público
Viernes, 6 de Febrero de 2009

La denuncia de los sin papeles creará una "sanidad ilegal"

Los médicos italianos y organizaciones como Cáritas llaman a la desobediencia

JORDI MUMBRÚ ·06/02/2009 - 23:00h

AFP - Inmigrantes en el centro de expulsión de la isla de Lampedusa.

La posibilidad de que los médicos denuncien a los sin papeles introducida por la recién aprobada Ley de Seguridad en Italia, "conllevará una sola consecuencia: el nacimiento de una sanidad clandestina e ilegal" .

Giuseppe Garrafo, secretario general de la sección sanitaria del sindicato CCSIL, fue el viernes uno de los muchos médicos italianos que alerto de los riesgos ligados a esta modificiación de la ley. Muchos profesionales de la salud del país transalpino ven en ella una flagrante violación de su código deontológico y del juramento de Hipócrates.

Hasta que la xenófoba Liga Norte, socia de gobierno de Berlusconi, consiguió sacar adelante su proyecto de ley, los galenos tenían prohibido denunciar a los inmigrantes para asegurar el precepto constitucional que garantiza el derecho pleno y universal a la sanidad en Italia.

Un derecho que ahora se ve seriamente comprometido. Porque, como explicó el doctor Garrafo, los clandestinos no van a correr el riesgo de que el médico, tras recetarle unas pastillas, coja el teléfono y llame a la Policía. Los médicos católicos se están mostrando especialmente combativos en lo que en Italia se conoce ya como "la revuelta de las batas blancas". Organizaciones ligadas a la iglesia, como Cáritas, han anunciado que no sólo no denunciarán a los extranjeros sin documentos, sino que intensificarán la asistencia sanitaria que les dispensan. Y lo harán en aras del "escrupuloso respeto de la deontología médica" .

La desobediencia no se queda en los pasillos de los hospitales. El gobierno regional de Puglia ha anunciado que pedirá a todos los médicos que firmen un acuerdo comprometiéndose a no denunciar a los extranjeros.