Archivo de Público
Viernes, 6 de Febrero de 2009

Castro visita una zona industrial y promete mas apoyo a la reconstrucción de Angola

EFE ·06/02/2009 - 18:27h

EFE - El presidente de Cuba, Raúl Castro (izq.), y su homólogo angoleño, José Eduardo Dos Santos, ayer en el Palacio Presidencial de Luanda.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, dedica la segunda jornada de su visita a Angola a recorrer instalaciones industriales y de servicios, en un país al que ha prometido que La Habana mantendrá su cooperación a la reconstrucción económica.

El viaje de Castro ha estado destinado a fortalecer las relaciones e incrementar la cooperación entre los dos países, que mantienen una firme alianza desde mediados de los años setenta del pasado siglo.

En la mañana de hoy, Castro recorrió la Zona Económica Especial de Viana, unos 30 kilómetros al este de la capital angoleña donde se lleva a cabo la construcción de un polígono industrial y comercial, que debe acoger a unas setenta empresas de servicios en una superficie de un centro de unas 8.000 hectáreas.

Durante la visita de Castro al país africano, Cuba y Angola han firmado dos nuevos acuerdos, uno sobre minería y otro sobre industria, y dos memorandos, el primero en materia educativa y el segundo acerca de planes para mejorar la relación bilateral, todos ellos destinados a incrementar la cooperación entre los dos aliados.

Los documentos los rubricaron el ministro de Relaciones Exteriores Angolano, Assunçao dos Anjos, y el vicepresidente del Consejo de Ministros cubano, Ricardo Cabrisas, en una ceremonia presidida por Dos Santos y Castro en el Palacio Presidencial de la Ciudad Alta, de Luanda.

Tras la firma, en una nota conjunta, los dos países recordaron que la "amistad y cooperación" entre Angola y Cuba se remonta a la "lucha por la liberación nacional" del país africano, en la que Cuba apoyó al Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), que aún gobierna el país.

El escrito señala que la vista de Castro "reviste un carácter histórico y simbólico especial, porque permite profundizar el entendimiento alcanzado en septiembre de 2007, con ocasión de la visita a Cuba del presidente de Angola".

Previamente, el líder cubano había calificado la relación entre Cuba y Angola de "indestructible" y afirmado que su país mantendrá su contribución a la reconstrucción económica angoleña, que sufrió casi tres décadas de guerra civil, con especialistas de diferentes áreas.

Insistió Castro en que los dos países mantendrán la cooperación económica y social, y afirmó que su incremento recibió "un impulso decisivo con la visita de José Eduardo dos Santos a Cuba en septiembre de 2007".

Dos Santos ha dicho que la amistad entre los dos pueblos está "forjada en momentos difíciles y templada por la sangre y el sacrificio de los héroes de los dos países", por lo que manifestó su seguridad de que "perdurará en el tiempo y se transmitirá de generación en generación de angoleños y cubanos"

Cerca de 350.000 combatientes cubanos y 50.000 colaboradores civiles pasaron por Angola en los 16 años, de 1975 a 1991, que las tropas de La Habana estuvieron en este país Africano, donde llegaron a tener un contingente militar de 50.000 soldados al mismo tiempo.

Anoche, en una cena ofrecida a Castro, dos Santos pidió a su colega de EEUU, Barack Obama, que levante el embargo a Cuba.

"No tiene sentido que se mantenga un bloqueo contra Cuba que tiene ya medio siglo y que condiciona la vida de millones de seres humanos y constituye una violación flagrante de los derechos humanos", dijo Dos Santos.

Para Dos Santos, en el mundo actual "ya no existen bloques ideológicos antagónicos y la tentativa de colocar el planeta bajo el mando de una sola Superpotencia fracasó", ya que el socialismo concebido en la Unión Soviética "se ha desmoronado" y el capitalismo "se enfrenta ahora a una grave crisis que exige su refundación".

En consecuencia, para el gobernante angoleño, "las economías emergentes, que dan señales de mayor vitalidad", son las que "combinan virtudes de los dos sistemas: de una economía de mercado con democracia y justicia social".

Hoy, como último acto oficial de la visita, Castro ofrece una recepción a la colonia cubana residente en Angola, antes de partir mañana hacia Argelia, el otro aliado histórico de Cuba en África.