Archivo de Público
Jueves, 5 de Febrero de 2009

España da el primer pasaporte a un cubano nieto de emigrantes

Reuters ·05/02/2009 - 22:04h

Por Esteban Israel

España entregó el jueves el primero de unos 200.000 pasaportes que podría repartir en Cuba gracias a una ley que ofrece la ciudadanía a los nietos de sus emigrantes desperdigados por el mundo.

Norberto Luis Díaz, un cardiólogo cubano de 38 años, contó que ya tiene hechas las maletas para volar el próximo domingo a España, recorriendo el camino inverso de su abuelo español que emigró a Cuba en 1916.

"Es el día más importante de mi vida. Estoy muy contento", dijo al recibir el pasaporte color morado en el despacho del cónsul general de España.

Un pasaporte español permitirá a miles de cubanos como Díaz emigrar legalmente a España o si se queda en Cuba simplificará los viajes al exterior.

El consulado de España en La Habana recibió más de 25.000 solicitudes desde la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica -o Ley de Nietos- el 29 de diciembre pasado.

Diplomáticos españoles calculan que emitirán hasta 75.000 nuevas ciudadanías anuales en Cuba. La ley tiene una vigencia de dos años, prorrogable a tres.

"Este pasaporte les permitirá viajar, pero nuestra evaluación es que para nada esto signifique un éxodo de cubanos", dijo a periodistas extranjeros el cónsul general de España, Pablo Barrios.

Cuba, golpeada por más de 15 años de crisis económica, podría convertirse en el segundo país con mayor cantidad de nuevos españoles después de Argentina.

Mientras Díaz recibía su pasaporte con una sonrisa amplia, decenas de otros cubanos hacían fila fuera del consulado para presentar sus papeles.

Algunos llegaron de los rincones más alejados de la isla, como Reymundo Puentes, que vino de Puerto Padre a más de 700 kilómetros al este de La Habana.

"Siempre he tenido el deseo de conocer las raíces de mis ancestros. Si nos han dado esta oportunidad ¡OK!. ¡Está bien!", dijo el pastor evangélico de 58 años.

Según los diplomáticos españoles, la mayoría de los cubanos que obtiene la ciudadanía solicita inmediatamente el pasaporte.

Hasta un millón de españoles emigraron a Cuba a comienzos del siglo XX. El padre de Fidel y Raúl Castro era, sin ir más lejos, un emigrante gallego.

"No lo siento como una ida a un país extraño. Regreso a mis ancestros", dijo el cardiólogo Díaz, que dijo tener una oferta de trabajo esperándolo en Valencia.

"¡Qué viva España!", exclamó.