Archivo de Público
Jueves, 5 de Febrero de 2009

Suecia anula el apagón nuclear votado en 1980

Se trata del noveno país de la UE que relanza o inicia su programa atómico

MANUEL ANSEDE ·05/02/2009 - 21:43h

Fredrik Reinfeldt, junto a sus compañeros de coalición, Maud Olofsson y Jan Bjorklund, ayer en Estocolmo. AFP

El Gobierno sueco anunció ayer que suspenderá la prohibición de construir nuevas centrales nucleares, aprobada por referéndum en 1980, tras el accidente en la central estadounidense de Three Mile Island. En un comunicado, la coalición conservadora que dirige el país, la Alianza por Suecia, explica que "la ley sobre el cierre progresivo será anulada" al igual que la prohibición de construir nuevos reactores.

La iniciativa, que todavía debe ser aprobada por el Parlamento, admite "la construcción de nuevos reactores en los emplazamientos existentes, hasta un máximo de 10", para modernizar el actual parque nuclear. A pesar del apagón decretado por voluntad popular hace 30 años, Suecia todavía cuenta con 10 centrales, que proporcionan aproximadamente la mitad de la electricidad del país.

La coalición liderada por el primer ministro Fredrik Reinfeldt apoya esta rectificación en su intención de aumentar la seguridad del suministro energético y reducir las emisiones de CO2. "El cambio climático es ahora un foco de atención y, por lo tanto, la energía nuclear seguirá siendo una importante fuente en la generación eléctrica sueca en el futuro inmediato", añade el comunicado. Sin embargo, será el sector privado el que encabece el renacimiento atómico, ya que el Estado no subvencionará la construcción, "ni de manera directa ni indirecta".

La decisión de Reinfeldt es especialmente importante porque Suecia asumirá la presidencia de la Unión Europea el próximo 1 de julio. Y el país escandinavo podría impulsar una política energética común en la que la nuclear desempeñara un papel decisivo. El portavoz del Ministerio de Empresa y Energía, Frank Nilsson, asegura que las medidas anunciadas ayer "no tienen nada que ver" con el futuro programa sueco para la presidencia de la UE.

La marcha atrás en el paso antinuclear ha sido posible gracias a un cambio en la opinión pública. Treinta años después de la votación que aprobó el apagón nuclear, los sondeos muestran que el 82% de los suecos está a favor de la prolongación de la vida útil de sus centrales.

Renacimiento nuclear

Suecia es el último miembro de la UE en sumarse al renacimiento atómico que vive Europa. Otros ocho países han decidido iniciar o relanzar su programa . El pasado 15 de enero, Polonia anunció la construcción de una o dos centrales. Reino Unido también va a ampliar su parque. Francia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumanía y Finlandia ya están construyendo nuevos reactores. Italia empezará antes de 2013.

El Gobierno español, por su parte, sigue sin anunciar si cerrará la central de Santa María de Garoña (Burgos), cuyo permiso de funcionamiento caduca el 5 de julio. En su comunicado, el Ejecutivo sueco señala que "las reglas en constante cambio provocan inseguridad y una falta de inversión, lo que lleva al aumento del precio de la electricidad".