Archivo de Público
Jueves, 5 de Febrero de 2009

Francia impulsará la competencia en móviles

Reuters ·05/02/2009 - 14:10h

Francia cobrará 206 millones de euros a un cuarto operador de telecomunicaciones móviles para ofrecer servicios de nueva generación, y pedirá a todos los titulares de las licencias que garanticen que los competidores tengan acceso a sus redes.

La licencia debería ser concedida en 2010 para permitir al cuarto operador comenzar a dar servicios en 2012, explicó el jueves en el Parlamento Luc Chatel, secretario de Estado para Industria y Asuntos del Consumidor.

Según varios estudios que citó, la entrada de un nuevo operador podría suponer una reducción del siete por ciento en los costes de las telecomunicaciones móviles para los consumidores.

Iliad, matriz del proveedor francés de servicios de Internet Free, que recientemente compró el proveedor Alice a Telecom Italia, es un candidato declarado para las nuevas frecuencias.

France Télécom, Bouygues y SFR, propiedad de Vivendi y Vodafone, ya tienen las licencias llamadas de 3G, para las que pagaron 619 millones de euros cada uno en 2001 y 2006.

El cuarto operador tendría un tercio de una de estas licencias, mientras que los dos tercios restantes serían adjudicados en lotes separados.

Para afrontar una explosión en los números de la telefonía móvil, que tienen el prefijo 06, el regulador de las telecomunicaciones comenzará a atribuir números comenzando por 07 a partir de mediados de 2010.

Analistas del Grupo Santander dijeron el mes pasado que una nueva licencia tendría un impacto negativo de 1,20 euros por acción para France Telecom y 1,30 euros para Vivendi.

En 2000, en el momento culminante de la burbuja de Internet y de la bonanza en las subastas de UMTS en todo el mundo, Francia puso un precio de 5.000 millones de euros para las licencias 3G. Tras el estallido de la burbuja, el Gobierno tuvo que reducir el precio a una tarifa fija de 619 millones, más un uno por ciento anual de las ventas.