Archivo de Público
Jueves, 5 de Febrero de 2009

Todo listo en Colombia para recoger a ex diputado secuestrado

Reuters ·05/02/2009 - 14:07h

Un helicóptero de Brasil partió el jueves en una misión humanitaria para recibir a un antiguo diputado que las FARC ofrecieron liberar en la selva de Colombia, en la fase final de una operación que previamente permitió el regreso a la libertad de cinco rehenes.

La aeronave con los emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) salió desde el aeropuerto de la ciudad de Cali, capital del departamento del Valle, rumbo a algún punto de la jungla para recoger a Sigifredo López.

El proceso de liberación del ex diputado de 45 años se produce después de la entrega por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de tres policías, un soldado y del ex gobernador del departamento del Meta Alan Jara entre el domingo y el martes pasados.

"Está todo listo. Lo importante es que lo de hoy (jueves) salga bien. Todo depende de las condiciones climáticas pero aspiramos a llegar en las primeras horas de la tarde", dijo la senadora Piedad Córdoba, quien encabeza la misión.

López, un abogado casado y padre de dos hijos, fue secuestrado por las FARC en abril de 2002 cuando un comando rebelde que se hizo pasar por efectivos de la Policía y el Ejército secuestró a 12 diputados en pleno centro de Cali.

El político fue el único de los 12 rehenes que sobrevivió a una masacre de las FARC en junio de 2007 cuando, según el Gobierno, un error de comunicaciones entre dos comandos rebeldes provocó un combate en medio del que fueron asesinados los políticos.

La entrega de López forma parte de la primera liberación unilateral de rehenes en poder de la guerrilla desde febrero de 2008, cuando entregaron a cuatro políticos a una misión humanitaria liderada por Venezuela.

Las Fuerzas Militares y de Policía suspendieron sus operaciones en la región del suroeste del país donde se producirá la entrega, una amplia zona selvática con alta presencia de las FARC y escenario de intensas operaciones del Ejército y la Policía contra la guerrilla y el narcotráfico.

Con las liberaciones, las FARC buscan ganar espacio político e imagen internacional tras los golpes recibidos por parte de las fuerzas de seguridad que incluyeron las muertes de varios importantes dirigentes, el rescate de la política Ingrid Betancourt y la deserción de miles de combatientes, según analistas.