Archivo de Público
Jueves, 5 de Febrero de 2009

La Bolsa española pierde el 1,57 por ciento lastrada por el Santander y el resto de los bancos

EFE ·05/02/2009 - 09:02h

EFE - Panel de cotizaciones del Ibex-35 en el parqué madrileño. EFE/Archivo

La Bolsa española cedía a mediodía el 1,57 por ciento, lastrada por la caída del Santander y el resto de bancos y desanimada por la certeza de que el Banco Central Europeo (BCE) no tocará hoy los tipos de interés en la Eurozona.

A las 12.00 el Ibex perdía 134 puntos, o el 1,57 por ciento, y se situaba en 8.360 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 1,49 por ciento.

A la espera de que concluya la reunión del BCE, los mercados se teñían de rojo desde primera hora, ya que los analistas coinciden en prever que el máximo órgano ejecutivo del BCE no modificará los tipos de interés en la Eurozona hasta marzo.

Además, los futuros estadounidenses indicaban ligeras pérdidas para la apertura en Wall Street, con lo que en Europa los descensos eran del 1,19 por ciento en París, del 0,72 por ciento en Fráncfort, y del 0,59 por ciento en Londres.

En España, la banca se alineaba en bloque en la parte alta de las pérdidas en línea con el descenso del Santander, que presentó hoy sus resultados de 2008.

Así, por detrás de Gas Natural, que se colocaba a la cabeza de las caídas con un descenso del 3,75 por ciento, se situaban el Popular, con el 3,42 por ciento, Santander, con el 2,44 por ciento, BBVA, con el 2,67 por ciento, Bankinter, con el 2,27 por ciento, Banesto, con el 2,30 por ciento, y el Sabadell, con el 1,78 por ciento.

Para los pesos pesados del mercado, los recortes eran del 0,85 por ciento para Endesa, del 0,83 por ciento para Iberdrola, del 0,63 por ciento para Repsol, y del 0,42 por ciento para Telefónica.

En el selectivo destacaban los avances de Sacyr, del 1,24 por ciento, y de Iberia, del 1,08 por ciento, aunque la cotizada más alcista en lo que va de sesión era Inbesos, que repuntaba el 7,66 por ciento.

A las 12.00 el parqué español había movido más de 85 millones de títulos por un valor de 650 millones de euros, de los que 106 correspondían al Santander, 95 a Telefónica, y 53 al BBVA.

En el mercado de divisas, el euro mantenía en 1,28 dólares su cotización frente al dólar, mientras que un dólar se cambiaba a 0,777 euros.