Archivo de Público
Jueves, 5 de Febrero de 2009

Ejecutan en Tennessee a un hombre que mató a dos personas e incendió su hogar

EFE ·05/02/2009 - 11:26h

EFE - Imagen de archivo suministrada por el Departamento de Justicia Penal de Texas (TDCJ) del reo David Martínez, quien fue ejecutado el 4 de febrero, en Huntsville, Texas (EEUU). Martínez, de 36 años, fue condenado a muerte en 1995 por el asesinato a golpes, con un palo de béisbol, de su novia Carolina Prado de 37 años, y el hijo de ella de 14 en su vivienda en San Antonio (Texas).

Un hombre que en 1985 asesinó a una pareja de ancianos e incendió el hogar en que vivían fue ejecutado el miércoles en el estado de Tennessee, informaron fuentes judiciales.

La muerte de Steve Henley fue constatada 16 minutos después de recibir una inyección en cada brazo, informó un portavoz del penal de máxima seguridad de Riverbend, en las cercanías de la ciudad de Nashville.

La ejecución se llevó a cabo después de que Henley agotó todas las apelaciones en las que afirmaba que era inocente de los asesinatos de Fred y Edna Stafford.

En su última declaración, Henley reiteró su inocencia y señaló que esperaba que con su muerte los familiares de las víctimas encuentren la paz.

"Por la experiencia que tengo en la vida eso no ocurrirá. La muerte de un familiar sólo produce dolor", señaló.

También tuvo palabras para sus dos hijos, una hermana y un yerno.

"Dejen de llorar. Dan lástima", señaló en momentos en que comenzó a mostrar los efectos de las inyecciones.

La ejecución de Henley se llevó a cabo mientras un centenar de personas realizaba una manifestación de protesta contra la pena de muerte frente al penal.

Los cuerpos de Fred y Edna fueron encontrados entre las cenizas de su hogar y en un principio la policía dijo que se había tratado de un accidente.

Sin embargo, la autopsia reveló que ambos habían sido asesinados y que estaban vivos cuando comenzó el incendio.

Durante el juicio un cómplice dijo que en el momento de los asesinatos Henley estaba drogado y acusaba a los Staffords de no haber pagado una deuda a sus abuelos.

Pero Henley aseguró que el autor de los disparos fue su cómplice, quien fue condenado a cinco años de cárcel.