Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

Obama limita el sueldo a los ejecutivos de bancos rescatados

Los directivos de entidades con ayudas públicas no podrán ganar más de 500.000 dólares

ISABEL PIQUER ·04/02/2009 - 22:16h

Barack Obama impuso ayer límites salariales y topes a las bonificaciones de los altos ejecutivos de los bancos recientemente rescatados con dinero público. El mandatario estadounidense quiso así advertir
a Wall Street y preparar a la opinión pública antes de presentar la semana que viene un nuevo y gigantesco plan de rescate financiero.

“Que altos ejecutivos se otorguen este tipo de bonificaciones en medio de una crisis económica no sólo es de mal gusto, es una mala estrategia y no lo toleraré como presidente”, dijo tajantemente Obama.

A partir de ahora los directivos de Citigroup, Morgan Chase, Bank of America u otras de las instituciones financieras rescatadas del abismo con ayuda federal, no podrán recibir retribuciones de más de 500.000 dólares.

Las compañías también deberán revelar “los extras y los lujos que reciben sus directivos y dar explicaciones sobre porqué son necesarios”, explicó Obama. Asimismo deberán fijarse restricciones en el uso de sus jets privados y fiestas de empresa.

“Esto es América. No despreciamos la riqueza”, añadió Obama, “pero lo que disgusta a la gente, y tienen razón, es que se recompense a los ejecutivos por su fracaso, especialmente si se paga con dinero del contribuyente”. Como ya hizo la semana pasada, al enterarse de que los bancos desembolsaron 18.400 millones de dólares en bonificaciones a sus ejecutivos a lo largo de 2008, el presidente criticó de nuevo la “irresponsabilidad” de Wall Street.

Los excesos de los grandes bancos de Wall Street

  • Merrill se redecora: El ex consejero delegado de Merrill Lynch, John Thain, aprobó bonificaciones a ejecutivos por valor de 4.000 millones de dólares días después de que el banco se fusionara con Bank of America, operación por la que recibió miles de millones del Gobierno. Además, gastó un millón de dólares en redecorar su oficina.
  • Un sueldo de 68 millones: Los directivos de Goldman Sachs fueron los primeros en renunciar a sus bonus del año pasado, que les hubieran supuesto decenas de millones de dólares. No obstante, recibieron íntegramente su sueldo base, unos 600.000 dólares cada uno. El consejero delegado del banco, Lloyd Blankfein, cobró 68,5 millones de dólares.
  • El jet privado de Citi: El banco estadounidense estuvo a punto de hacerse con un nuevo jet privado cuyo precio ascendía a 50 millones de dólares después de haber recibido 45.000 millones del plan de rescate de la banca. Días después rectificó y anunció la venta de dos de los cinco aviones que utiliza para el desplazamiento de sus directivos. 
  • Primas en Lehman: Una investigación abierta en la Cámara de Representantes de EEUU reveló que la cúpula de Lehman Brothers autorizó millones de dólares en bonus para los ejecutivos que dejaran el banco mientras negociaban su rescate con las autoridades. El consejero delegado, Richard Fuld, ganaba 17.000 dólares a la hora.